Menú Buscar
Una cámara de vigilancia como las que se instalan en empresas, uno de los métodos usados para controlar el uso de las tecnologías por los trabajadores / DEPAU

El 76% de las empresas controlan el uso de la tecnología por parte de sus empleados

Algo más de dos de cada diez compañías veta por completo el uso de internet, mail y redes sociales a los trabajadores

20.05.2019 11:08 h.
3 min

Los protocolos de uso y restricciones de tecnología comienzan a ser algo habitual en el entramado empresarial español. El 76% de los negocios del país han implantado algún tipo de políticas TIC para regular el uso que sus empleados hacen de medios electrónicos. 

El informa de BDO sobre este tema, redactado bajo el título El impacto de la tecnología en las relaciones laborales, especifica que algunas de ellas llegan a restringir por completo el uso de internet a los trabajadores. Por otra parte, solo el 17% de compañías no cuentan con ninguna política que regule la utilización de los medios electrónicos en el entorno laboral. 

Diversos niveles de restricción

El estudio apunta que siete de cada diez empresas permite un uso moderado y privativo de herramientas como internet, el correo electrónico, el teléfono o las redes sociales, mientras que el 23% de las compañías no permite que sus empleados hagan uso de estas mismas herramientas dentro de las organizaciones.

A pesar de que la mayoría de las empresas cuenta con métodos para controlar de una u otra forma el uso que sus trabajadores dan a la tecnología, pocas de ellas han amonestado a la plantilla por una utilización incorrecta. Concretamente, el 84% de las empresas nunca ha impuesto ninguna sanción relacionada con un uso indebido dentro de sus organizaciones de redes sociales o medios electrónicos.

Medidas de control

Entre las medidas de control laboral más comunes destaca la videovigilancia, que cuenta con una implantación del 50% de las empresas. Por otra parte, dos de cada diez organizaciones han utilizado servicios de seguimiento de detectives privados para controlar a sus trabajadores. Eso sí, esta medida se reserva a situaciones graves y como medida para justificar la decisión del despido de un empleado, según consta en el estudio.

En cuanto al GPS, pese a ser uno de los medios tecnológicos más extendidos en la vida diaria de la sociedad, el dispositivo no cuenta con la misma presencia en los entornos laborales, ya que el 76% de las compañías no basa sus métodos de control a los trabajadores bajo este sistema.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información