Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la asociación Barcelona Global, Aurora Catà, y el director general de la entidad, Mateu Hernández / EP

100 empresas de Barcelona piden ampliar El Prat para activar el turismo

Barcelona Global pide más colaboración público-privada, ayudas a las compañías y una flexibilixación del veto hotelero

5 min

Un centenar de empresas y organizaciones que operan en Barcelona han reclamado la ampliación del aeropuerto de El Prat, flexibilizar la moratoria hotelera impuesta por el ayuntamiento de Ada Colau en el centro de la ciudad, extender ayudas y apostar por la colaboración público-privada para reactivar el sector turístico. Asimismo, han planteado una transición hacia un turismo más sostenible, de calidad, competitivo y desestacionalizado con un impulso a los "nuevos sectores de la economía" para atraer a un perfil de visitante profesional más allá del ocio.

La petición procede de Barcelona Global, asociación que representa los intereses de compañías destacadas como Caixabank, Banco Sabadell, Bayer, Endesa, Abertis, Cellnex, Deloitte, Accenture, Agbar, Agrolimen, Andbank, CBRE, BNP Paribas Real Estate, Cushman & WakefieldCuatrecasas. También instituciones de investigación como el Barcelona Supercomputing Center o el Centro de Regulación Genómica, educativas (Elisava, Eada), empresas públicas (BSM), consorcios (Zona Franca) e incluso festivales (Cruïlla).

Aviones y cruceros

En su propuesta, la asociación empresarial pide un "hub intercontinental", en referencia al proyecto de ampliación aeroportuaria, así como "priorizar los cruceros con inicio y final en Barcelona". También defiende los grandes eventos "como motor de promoción y transformación urbana" y para atraer un turismo de negocios, o "una colaboración público-privada renovada y basada en planes de acción y compromisos compartidos".

Además, reivindica la necesidad de "flexibilizar en el Peuat la posibilidad de construir hoteles emblemáticos en edificios protegidos del centro de la ciudad". En una rueda de prensa, la presidenta de la asociación, Aurora Catà, y el director general de la entidad, Mateu Hernández, han presentado las medidas planteadas ante diversos representantes de sectores relacionados con el turismo.

Diálogo público-privado

"Debemos hacer un esfuerzo colectivo tanto la sociedad civil como las administraciones para resolver los problemas que hay encima de la mesa", ha dicho Catà, y ha añadido que el momento de hacerlo es ahora, pasando del diagnóstico de la problemática a la ejecución de las medidas para solucionarlo. La asociación considera este diálogo público-privado "clave" para ello y es uno de los diez ejes de trabajo que ha definido y plasmado en un documento que pretende ser la hoja de ruta para la recuperación del sector.

Las propuestas de Barcelona Global son fruto del trabajo realizado por la asociación con más de 30 actores implicados: líderes de la industria hotelera, del comercio, la movilidad, la restauración, equipamientos y empresas culturales, empresas de servicios y grandes atracciones turísticas. Además, para concretarlas también han realizado más de 40 horas de entrevistas a 25 de lo empresarios y directivos del sector en la ciudad. "El turismo no es un sector aislado, sino central en el modelo Barcelona, y bien gestionado puede ser motor de la economía del talento, que es el futuro real de la economomía de la ciudad", ha señalado Hernández.

Seguridad y limpieza

Entre las propuestas que figuran en el documento, Hernández ha destacado la necesidad de "recuperar" un espacio público de calidad, seguro y limpio, así como que Barcelona apueste por la tecnología. También ha incidido en la importancia de que exista una administración facilitadora, que se diseñen ayudas para el sector, que se priorice la cultura y que se favorezca una mayor conectividad con un aeropuerto "de primer nivel", pero también evitando los cruceros que entran y salen de Barcelona en un mismo día.

Asimismo, ha subrayado que hay que poner en marcha las reformas pendientes en la ciudad, como la de La Rambla, y desestacionalizar el turismo de tal modo que no baje en la temporada de invierno. Ha remarcado que hay que poner en valor los motivos para acudir a Barcelona, destacando dos que considera que no se han explotado: estancias por estudios y salud y bienestar. También se ha referido a algunas acciones concretas que considera que hay que aplicar cuanto antes porque, según él, existe consenso en ellas, como la apertura de los establecimientos comerciales los domingos.