Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Empresarios y autoridades escuchan al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d), durante las jornadas del Círculo de Economía 2022 / LUIS MIGUEL AÑÓN - CRÓNICA GLOBAL

Los empresarios prevén cerrar 2022 en positivo pero empeoran sus previsiones

El 80% de las empresas catalanas cree que facturará más este año que el anterior, aunque retrocede el optimismo macroeconómico

2 min

 El 80% de las empresas catalanas prevén cerrar 2022 con un aumento en su facturación pese a las turbulencias económicas provocadas por la invasión rusa de Ucrania, según un estudio elaborado por la consultora KPMG en colaboración con la patronal CEOE.

El informe se basa en dos sondeos: uno en el que participaron 176 empresas entre diciembre de 2021 y febrero de este año y otro que ha tenido lugar entre abril y este mayo de 2022, con 76 firmas encuestadas (42 de ellas con una facturación superior a los 100 millones y 33 con más de 1.000 empleados). El 80% de la muestra augura un crecimiento en los ingresos y un 47% estima que este incremento será superior al 5%.

Bajada de impuestos

Para ayudar a que ello sea posible se requiere de "un marco para el desarrollo de la actividad empresarial que ofrezca certidumbre y un entorno regulatorio estable, reformas para corregir debilidades estructurales, así como una rebaja de impuestos e incentivos fiscales", según la opinión del presidente de la patronal, Antonio Garamendi.

El socio responsable de KPMG en Cataluña, Francisco Gibert, indica que pese al difícil contexto económico "incluso los planes relacionados con las operaciones corporativas apenas han experimentado cambios, a pesar de la previsible subida de tipos de interés con la que los bancos centrales intentarán controlar la inflación".

Menor optimismo económico

Sin embargo, el primer sondeo constata que el 55% de la muestra confiaba en que en 12 meses la economía española iría mejor o mucho mejor, un porcentaje que baja hasta el 28% en la segunda encuesta.

En el mismo sentido, si antes era el 14% de la muestra la que consideraba que la economía iría peor o mucho peor, en el último informe se alcanza el 39%. Con relación a la plantilla, el 48% de los empresarios aseguran que la aumentarán, el 9% que la reducirán y el 12% que no habrá variaciones en el número de empleados.