Menú Buscar
Jóvenes trabajando en un taller

Los empresarios avisan: no habrá trabajo para jóvenes sin cualificar

Solo un tercio de los empleadores contratará a jóvenes con estudios primarios, algo más de la mitad harían un hueco a los que acrediten FP, y el 88% descarta contratar a los que no tengan estudios

4 min

El acceso al mercado laboral en el futuro aumentará las restricciones y se atisba la práctica exclusión de los jóvenes poco cualificados que solo tengan formación básica o no tengan estudios. Y, los que logren trabajar en los próximos cinco años, lo harán con más contratos temporales y a tiempo parcial. También muchos de estos jóvenes se verán obligados a convertirse en autónomos, como una alternativa de las empresas para ahorrar costes.

Es la principal conclusión a la que, tras recabar la opinión de un panel de expertos, llega el informe ‘Jóvenes y empleo, escenarios de futuro’, realizado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud de la Fad.

Barrera infranqueable

Se rompe así con la tendencia histórica que provocaba la entrada en el mercado laboral de jóvenes no cualificados en ciertos sectores productivos, en calidad de aprendices o mozos, como un primer paso para formar parte de la población activa.

Ahora, eso ya se acabó. Y, sin esa cualificación, la barrera de acceso resultará prácticamente infranqueable. Además, en el próximo lustro, los expertos prevén que los jóvenes, especialmente para optar a puestos de alta o media cualificación, deberán acreditar mayores competencias digitales, conocimientos de idiomas y mejorar las relaciones interpersonales.

Discriminación laboral asegurada

La discriminación laboral de los jóvenes no cualificados se da por segura. Un 93% de los expertos en Recursos Humanos consultados para realizar esta investigación respaldan esta previsión. Y van más lejos. Un 76% afirma que apenas se contratará a jóvenes con estudios primarios, el 59% tampoco lo harán con los sólo cuenten con FP Media o básica, y otro 88% dice que no se contratará a jóvenes sin estudios.

Desde el punto de vista de la empresa, las cualidades más valoradas a la hora de elegir un candidato son la capacidad de trabajar en equipo (31%); la motivación (26%); y en posiciones muy distantes, la disciplina, las habilidades analíticas y de comunicación, la formación técnica o la capacidad de liderazgo.

Mayor periodo de formación

Los más de 60 expertos laborales consultados dan por seguro que, ante las dificultades para encontrar trabajo, los jóvenes prolongarán su periodo formativo con cursos de postgrado, y muchos ampliarán su currículo educativos con estancias en el extranjero.

Otro cambio que perciben los encuestados es el del aumento de los estudiantes que cursen Formación Profesional reglada, rompiendo así con la supuesta percepción social negativa hacia este tipo de estudios. También se muestra un alto consenso ante la percepción de que la oferta de prácticas no laborales aumentará.

En relación a los tipos de contratos para los jóvenes en el próximo lustro, se prevé una mayor promoción de la jornada a tiempo parcial e incentivos a la contratación a tiempo parcial de carácter indefinido.

Asimismo, los expertos prevén que el descenso en la tasa de desempleo no será un factor determinante para la desaparición o no del contrato indefinido de apoyo a emprendedores. En este sentido, se atisba una reforma del contrato de primer empleo joven y a un aumento de contratos de formación, aprendizaje y en prácticas.