Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los representantes empresariales en el acto de Esade a favor de la ampliación de El Prat / CG

El empresariado ataca al Govern de Aragonès por su falta de “seriedad” con el aeropuerto de El Prat

Patronales y agentes económicos sociales reclaman que se pueda reabrir la negociación para ampliar el aeropuerto del Prat con las medidas que sean necesarias para proteger el área natural

7 min

Una crítica frontal, directa, que responsabiliza al Govern de la Generalitat. Esa es la actitud de la patronal Foment del Treball, que ataca al Ejecutivo de Pere Aragonès por su falta de “seriedad”, y señala que se puede producir una enorme frustración si, finalmente, el Gobierno de Pedro Sánchez suspende la inversión de 1.700 millones de euros para ampliar el aeropuerto del Prat. Pimec exige responsabilidades a ambos gobiernos para retomar la negociación. Los agentes sociales, CCOO y UGT, abren más la mano y esperan que las dos partes vuelvan a la mesa de negociación y se garanticen los planes, pero con la idea clara de que los sindicatos “deben participar, porque hay muchos puestos de trabajo en juego”. Es decir, nadie da por perdida del todo la inversión. 

La indignación es enorme por parte de todos los actores en juego. El empresariado, que empujó con fuerza para reclamar la ampliación con un acto colectivo, no entiende la actitud de Aragonès. Recuerdan que ha mostrado su disposición, incluso, de participar en la manifestación convocada en contra de los planes de Aena. La patronal que preside Josep Sánchez Llibre adoptará en las próximas horas una posición “muy dura y contundente” contra el Govern de la Generalitat, por sus cambios de rumbo y su rechazo a una inversión que se había pedido de forma sistemática con el objeto de que El Prat pueda ser un hub internacional, con un número mayor de vuelos intercontinentales.

Determinante para la economía catalana

También el Círculo de Economía se ha mostrado compungido por la suspensión de la inversión. Con todo, su presidente, Javier Faus, considera que todavía hay margen para reabrir la negociación. "El Cercle se reafirma en la defensa de invertir en una infraestructura que es la más importante del país. Pedimos a las dos administraciones que vuelvan a la mesa de diálogo y continúen trabajando para hacer posible esta ampliación siguiendo el principio del pacto del 2 de agosto", ha señalado. Reitera que Cataluña no puede prescindir de esa infraestructura. La exigencia por parte del lobi empresarial es clara: "Pedimos sentido de la responsabilidad y de país, Cataluña necesita avanzar", en palabras de su máximo representante. 

Jardines de 'La Ricarda', en El Prat de Llobregat / AYUNTAMIENTO DE EL PRAT
Jardines de 'La Ricarda', en El Prat de Llobregat / AYUNTAMIENTO DE EL PRAT

En la misma línea se posiciona la patronal Pimec, que exige que se abandonen los "maximalismos". Su presidente, Antoni Cañete, considera que se puede encontrar una solución y que el Govern de la Generalitat debería rectificar, pero también pide al Gobierno que pueda modificar su plan inicial y que afecta directamente, como admitió Aena, el área de La Ricarda. Cabe recordar que se trata de una zona privada. Para Cañete, la infraestructura es "determinante el futuro de la economía catalana".

Participación de los sindicatos en las negociaciones

Los sindicatos mantienen una posición similar, pero con matices importantes. El secretario general de CCOO, Javier Pacheco, entiende que lo que ha ocurrido es producto “de las luchas partidarias, de situar la negociación en el campo partidario” y que hubiera sido necesario la participación directa de los sindicatos, ya que hay miles de puestos de trabajo en juego. El reproche, sin embargo, no se sitúa únicamente en el campo del Ejecutivo catalán. Se considera que el Gobierno español también tiene responsabilidad porque debía haber buscado un mayor consenso y no dejar la iniciativa a Aena, una empresa pública pero con capital privado. Esa es la posición de CCOO, que espera que se pueda reconsiderar la negociación.

Los secretarios generales de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco (d) ,y de UGT, Camil Ros (i) / EUROPA PRESS
Los secretarios generales de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco (d) ,y de UGT, Camil Ros (i) / EUROPA PRESS

También defiende esa idea el secretario general de UGT en Cataluña, Camil Ros, que califica directamente de “desastre” el anuncio de la ministra Raquel Sánchez de suspender la inversión. El sindicato también reclamará que se pueda volver a la mesa de negociación, aunque insiste en que es el Govern el que debe reaccionar en mayor medida. Alega que las disputas entre los socios del Ejecutivo catalán no pueden provocar que se paren determinadas inversiones que se antojaban como determinantes para el futuro de la economía catalana. Ros ve “perfectamente posible conciliar intereses” para que se amplíe la tercera pista de El Prat con la protección que se necesite para el espacio natural donde se ubica la laguna de La Ricarda.

¿Marcha atrás de Sánchez? 

Sin embargo, a pesar de esas diferencias a la hora de encontrar una salida, patronales y sindicatos insisten en que no se puede desaprovechar la ocasión. Si de forma histórica se ha pedido que el Estado invierta más en Cataluña, ahora que Aena había trazado un plan para el aeropuerto, “no se puede dejar de lado”, coinciden los líderes del diálogo social catalán. 

Y, pese al voluntarismo de los agentes sociales y económicos, existe también la percepción de que el Gobierno español no quiere poner paños calientes. "No pensamos que el Ejecutivo de Sánchez pueda dar marcha atrás", señalan las patronales. Por todo ello, esperan que el Govern mueva ficha y gestione esas incongruencias internas para garantizar la inversión.