Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un Airbus A380 en el aeropuerto de Josep Tarradellas Barcelona-El Prat / CG

Emirates planta a Barcelona en la 'fase 1' de su desescalada

La aerolínea volverá a unir Dubái con Madrid y otros ocho destinos a partir del 21 de mayo, pero relega a la Ciudad Condal

4 min

Barcelona seguirá en la fase 0,5 de la desescalada y Emirates parece que haya hecho caso de las recomendaciones de administraciones local y autonómica. La aerolínea con sede en Dubái (Emiratos Árabes Unidos) ha anunciado hoy que reanuda vuelos entre la urbe financiera y Madrid a partir del 22 de mayo. Esa fecha, además, empezará a servir de nuevo Londres (Reino Unido); Fráncfort (Alemania); París (Francia); Milán (Italia); Chicago (Estados Unidos); Toronto (Canadá); Sídney y Melbourne (Australia), pero no la Ciudad Condal.

La compañía aérea ha precisado que los vuelos semanales a la capital catalana, uno de las cuales era una rotación hasta Ciudad de México (México) y regreso, "no tienen aún fecha". No obstante, Emirates subraya que su compromiso es retomar la misma operativa que tenía en el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat antes de la pandemia.

Medidas de seguridad

La compañía aérea ha enfatizado que su vuelta a la normalidad estará marcada por las medidas de seguridad de empleados y pasaje. Los viajeros solo podrán embarcar en sus aviones --para volar a Madrid, la operadora confiará en un Boeing 777-300ER-- si cumplen con los requisitos de las aduanas sobre países de origen. Asimismo, la aerolínea ha reforzado al máximo la higiene y obligará a utilizar mascarillas y guantes a los pasajeros, y unos equipos de protección individual (EPI) y pantallas a sus tripulaciones.

Los pasajeros que embarquen en Dubái deberán pasar controles de temperatura corporal. La operadora impondrá el distanciamiento social en tierra, mediante marcadores en el suelo, y también a bordo. No habrá revistas corporativas y todo el equipaje deberá ser facturado, salvo los artículos esenciales como ordenadores portátiles, bolsos de mano o equipamiento para cuidar bebés. Además, las cabinas se higienizarán con filtros especiales.

Octavo aniversario y aumento de operativa

Cabe recordar que Emirates estrenó vuelos con Barcelona en 2012, por lo que este año celebrará su octavo aniversario en la segunda mayor ciudad española. Dos años después, en 2014, la aerolínea con sede en Dubái introdujo el A380, el mayor avión del mundo en capacidad, en su frecuencia diaria entre la Ciudad Condal y Dubái. Al año siguiente, la compañía que dirige el jeque Ahmed bin Saeed Al Maktoum añadió una segunda frecuencia, esta vez operada por un B777-200.

En 2016 volvió a aumentar capacidad, anunciando que la capital catalana se convertía en un destino 100% A380. En 2019, finalmente, Emirates se impuso a Aeroméxico y abrió la rotación a la megalópolis centroamericana. Poco después, la aerolínea mexicana entró a competir en este mercado con una frecuencia diaria a la Ciudad Condal.