Menú Buscar
Sede de la CNMC, el organismo que protagonizó el hachazo retributivo a eléctricas y gasistas / EP

Eléctricas y gasistas valen 8.450 millones más en bolsa desde el hachazo de la CNMC

Naturgy y Red Eléctrica, no obstante, no han podido aún recuperar su cotización anterior a la publicación de los primeros borradores normativos

7 min

La mayoría de las compañías energéticas afectadas por los nuevos marcos retributivos que está fijando la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) han superado los notables descensos que registraron cuando se conocieron los primeros borradores de las circulares del regulador, allá por los inicios del pasado julio, hasta el punto de que, a precios actuales, su capitalización conjunta supera en 8.450 millones la que tenían justo antes de publicarse los citados documentos.

Por entonces, la propuesta del organismo que preside José María Marín Quemada provocó un fuerte terremoto en el sector, especialmente en el ámbito gasista, en el que los recortes de las retribuciones para las actividades de transporte, regasificación y distribución eran notablemente superiores a los del eléctrico.

 Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) / CG

Máximos de Iberdrola

Los inversores castigaron con dureza a Naturgy y Enagas, que eran las principales afectadas junto a Red Eléctrica, pero los números rojos también se instalaron en valores como Iberdrola y Endesa, contagiadas por un entorno en el que comenzaba a hablarse de paralización de inversiones y procesos judiciales.

Para estas dos empresas, este escenario ha pasado definitivamente a la historia. Especialmente en el caso de Iberdrola, que en los últimos días está marcando precios máximos históricos en el parqué. La compañía que preside Ignacio Galán no sólo ha logrado desbancar a Santander como segundo mayor valor de la bolsa española (algo que ya había logrado anteriormente de forma ocasional), sino que se ha consolidado en ese lugar, con una capitalización que va camino de los 63.000 millones de euros.

Endesa, encauzada

Desde que se conoció el contenido de las primeras circulares de la CNMC, Iberdrola ha registrado avances del 13% en bolsa.

Aunque con menor intensidad, Endesa también ha dejado atrás aquellos momentos de tensión, como prueba el hecho de que sus avances en el parqué desde entonces rondan el 5,5%. La empresa controlada por la italiana Enel no cotiza demasiado lejos de sus máximos históricos y ha conseguido recuperar cerca de 1.450 millones de capitalización en este periodo.

La recuperación de Enagás

El caso más destacado ha sido el de Enagás, que fue el valor más castigado con diferencia debido a que la propuesta retributiva de la CNMC localizaba los mayores recortes en la actividad de transporte y regasificación, desarrollada prácticamente en exclusiva por esta compañía. Enagás acumuló descensos superiores al 20% en los días posteriores a la publicación de los borradores. Sin embargo, no sólo ha sido capaz de revertir la situación sino que, hoy por hoy, sus acciones cotizan casi un 8% por encima del precio que tenían antes de que se hicieran públicas las circulares de la CNMC.

A esta recuperación ha contribuido, por un lado, el hecho de que el regulador ha suavizado de forma notable los recortes que propuso inicialmente después de que el Gobierno se viera obligado a intervenir, a través de los llamados comités de coordinación, ante el riesgo de que los nuevos marcos retributivos tuvieran como efecto una reducción drástica de las inversiones, lo que impactaría negativamente en el ambicioso Plan Nacional de Energía y Clima presentado por el Ejecutivo  ante la Comisión Europea y que tantos elogios recibió de ésta.

La transición energética es una de las grandes apuestas del Gobierno.

Naturgy, la otra cara de la moneda

Por otra parte, Enagás ha reaccionado con agilidad con el acelerón de sus planes de crecimiento en el exterior que ha supuesto la compra de la totalidad de los títulos de la estadounidense Tallgrass por parte del vehículo liderado por Blackstone y participado por la empresa española, que ya había adquirido parte del capital meses antes. La operación permite paliar en buena medida los menores ingresos que recibirá del sistema, vía los dividendos de la gasista norteamericana.

En cambio, Naturgy representa el caso contrario, es decir, el de una empresa notablemente impactada por el terremoto que supuso la propuesta de la CNMC y que aún no ha logrado recuperarse en bolsa, aunque el castigo por parte de los inversores fue inferior al sufrido por Enagás.

Naturgy cuenta con la particularidad de que se vio afectada tanto por los recortes referidos a la actividad de distribución de gas (en la que, además, cuenta con una notable cuota de mercado en España) como por los relacionados con la de distribución de electricidad (aunque, en este caso, la reducción de ingresos no era tan grande).

En vías de recuperación

Hoy por hoy, la capitalización de Naturgy prosigue más de 600 millones de euros por debajo de la que exhibía antes de conocerse los primeros borradores.

Mientras, Red Eléctrica tampoco ha podido volver a los precios anteriores al inicio del particular vía crucis energético, aunque tampoco está demasiado lejos. Además de que los recortes en la retribución del transporte de electricidad también serán finalmente menores de lo reflejado en la primera propuesta, la compañía anunció el mantenimiento del dividendo comprometido en su día con los accionistas.