Menú Buscar
Joaquim Gay de Montellà (Foment del Treball), Josep Gonzàlez (Pimec), Miquel Valls (Cambra de Comerç) y Juan Rosell (CEOE), los patronos que deberán convocar elecciones en 2018 / CG

Las otras elecciones catalanas

Los empresarios están llamados este año a las urnas en Foment del Treball, Pimec, CEOE y las Cámaras de Comercio

7 min

Año electoral en Cataluña. Tras la llamada a las urnas del pasado 21 de diciembre para designar al nuevo Parlament, el empresariado catalán está llamado a un goteo de comicios que serán igualmente claves para definir los nuevos círculos de poder en el territorio.

A los presidentes de Foment del Treball y Pimec se les vence el mandato y deberán poner urnas en ambas patronales. A los líderes de las 13 Cámaras de Comercio, unos organismos muy importantes para dinamizar la economía local, hace años que sus atribuciones se les han caducado. Las discrepancias con la Generalitat y los enredos burocráticos han llevado el proceso de las organizaciones catalanas al límite. Ahora, esperan que se conforme un nuevo Gobierno catalán y que dé el disparo de salida al proceso con la publicación del calendario electoral.

El empresariado catalán en CEOE

Todo ello, sin olvidar el papel capital que tendrán los ejecutivos catalanes en los comicios de finales de año que tendrán lugar en CEOE. La patronal catalana es la primera en aportaciones netas en la organización empresarial más importante de España que, además, actualmente está liderada por un empresario de Barcelona, Juan Rosell.

Una de las primeras decisiones que tomó al llegar a la presidencia de la institución en 2010 fue la de instaurar unas normas de transparencia y adaptar los estatutos para garantizar que nadie se apoltronaba en la silla de mando de la patronal. Introdujo la limitación del cargo de presidente para dos mandatos, hecho que le impide repetir.

Garamendi, el probable sucesor

Fuentes de la organización indican que ni siquiera tiene intención de introducir alguna salvaguarda para poder quedarse unos años más al frente de CEOE. Convocará la asamblea extraordinaria para proclamar a un nuevo presidente después del verano y facilitará la transición con su sucesor.

El vizcaíno Antonio Garamendi, presidente de Cepyme y rival de Rosell en los comicios de 2014, es el que tiene más posibilidades de convertirse en su sucesor. Pero lo habitual en la patronal española es que surjan varios candidatos y que se pongan urnas en la calle Diego de León. Los votos del empresariado catalán son claves para decantar la balanza.

Proclamación de candidatos en Foment del Treball

En Foment del Treball ocurre lo meridianamente contrario. Los relevos en la presidencia de la institución son procesos en clave extremadamente interna y en las raras ocasiones en que se han enfrentado varias candidaturas ni siquiera la que tenía mayor proyección pública es la que ha resultado vencedora.

La fórmula que funciona es la de la proclamación en asamblea. Hecho que implica un importante trabajo previo para elegir a la persona que aúna mayor consenso, que no unanimidad.

Expulsión de Cecot

Pero Joaquim Gay de Montellà aún debe ejecutar una de las decisiones que pueden marcar su mandato, la expulsión de la organización díscola de la patronal, Cecot. La histórica territorial de Terrassa encabezada por Antoni Abad podría quedarse fuera de la organización el próximo 5 de febrero, fecha de la próxima reunión de la junta y el comité directivo.

El empresario egarense ya anunció en diciembre de 2016 que quería concurrir a las próximas elecciones en Foment y trabaja en dar forma a su candidatura. ¿Lo puede hacer aunque finalmente se expulse a Cecot de la patronal? Sí, ya que Abad es también representante de una sectorial, la patronal del metal. Fuentes de su entorno aseguran que no renunciará a sus pretensiones.

Un nuevo medio mandato de González

Josep González es uno de los patronos eméritos de Cataluña. Ha pasado 23 de sus 72 años al frente de Pimec y ahora se debe enfrentar a una disyuntiva en la organización: elegir a su sustituto o permanecer un poco más al frente de la organización.

Existen varios candidatos que aspiran a enarbolar la bandera de la candidatura continuista en la patronal de pymes catalana, hecho que no acaba de gustar a González, según sus allegados. Por eso plantea presentarse a la reelección con el compromiso de un medio mandato y una transición tranquila. Una decisión que aún no es firme, añaden los mismos interlocutores.

Batalla en las Cámaras catalanas

La incertidumbre sobre la convocatoria final de los comicios en las 13 Cámaras de Comercio catalanas han desatado verdaderas pugnas tras el telón de muchas territoriales para conformar candidaturas. Los movimientos han empezado incluso en la organización con mayor proyección, la de Barcelona.

El primero en tirarse a la piscina ha sido Ramón Masiá, que aseguró que optaba a sustituir a Miquel Valls incluso antes del 21D. Una antelación que en algunos círculos se critica por excesiva y que ya se verá si le ha propiciado alguna ventaja final. De forma más discreta, otros medios empresariales trabajan en la confección de una candidatura transversal y modernizadora que haga frente a Masiá y su histórica vinculación con el negocio cameral.

No se tiene el calendario electoral, pero igual que en el resto de patronales catalanas, se espera que el proceso tenga lugar después de las vacaciones de verano