Menú Buscar
La consejera de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón (d), encargada de las elecciones a las 13 cámaras de comercio catalanas, departe con la titular de Presidencia, Elsa Artadi (i), en un acto de la Generalitat / EFE

Nadie quiere auditar las elecciones a las cámaras de comercio catalanas

La Generalitat declara desierto el concurso público para adjudicar este servicio y abre la vía negociada de la licitación

15.01.2019 00:00 h.
5 min

El departamento de Empresa y Conocimiento, liderado por Àngels Chacón, ha declarada desierta la licitación para encargar los servicios de auditoría de las elecciones a las 13 cámaras de comercio catalanas que tendrán lugar del 2 al 8 de mayo. Nadie quiere encargarse de este proceso. El concurso público que se abrió a finales de noviembre se ha cerrado sin ofertas presentadas.

Así lo reconoce la secretaria general de la consejería, Marta Felip, en una resolución a la que ha tenido acceso Crónica Global. Con la ley de contratación pública en la mano, el departamento controlado por PDeCAT inicia el procedimiento negociado para encontrar a la empresa que se encargue de verificar el polémico voto electrónico. El gran cambio que ha impulsado el Gobierno catalán en los comicios empresariales.

Invitación a tres empresas

Se invitarán a un máximo de tres empresas para que desarrollen el servicio público requerido. Al final, la Generalitat deberá escoger entre una de ellas. Los portavoces de la consejería aseguran que el calendario de los comicios les permite completar sin tensiones esta segunda parte de la licitación.

Los mismos interlocutores reconocen que no es extraño que los concursos públicos acaben sin ninguna oferta sobre la mesa y confían en el éxito del proceso negociado. Con todo, enrarecen aún más el proceso electoral que la consejera Chacón ha iniciado.

Dudas sobre las elecciones

El decreto que puso en marcha la maquinaria electoral en las cámaras catalanas, que se publicó el primer día lectivo de enero, dejó claro que sólo se contempla votar mediante una plataforma electrónica. La consejería ha obviado las urnas o la fórmula del correo tradicional, hecho que ha propiciado una denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y el Ministerio de Fomento por parte de un elector.

Desde verano, cuando se anunció el diseño de los comicios, los empresarios ya habían mostrado sus discrepancias con la propuesta de la Generalitat. Persisten las dudas sobre el posible fraude en las elecciones y existe temor de que se acabe en una impugnación en bloque. Por este motivo, Chacón implicó a un auditor.

Papel del auditor

El futuro adjudicatario de este servicio deberá validar que no se han producido las temidas suplantaciones de identidad, que nadie ha votado dos veces y que el recuento se ha realizado con total pulcritud, sin injerencias de terceros en los sistemas electrónicos. Su papel se plantea como la mejor precaución ante una posible demanda futura.

La Generalitat ha legado al Consejo General de Cámaras de Cataluña la elección de la plataforma tecnológica que se usará en el proceso electoral. Esta licitación se lanzó hace tan sólo una semana e implica que las organizaciones de dinamización empresarial deban aportar un mínimo de 350.000 euros para el concurso público.

Empresas interesadas

Las empresas del sector ya han advertido de que se trata de una cantidad baja, aunque tres compañías se han mostrado ya interesadas en esta concesión. La multinacional Indra, la empresa de Barcelona Scytl y la firma local eKratos, con una experiencia limitada en habilitar sistemas de voto electrónicos. Por lo que se espera que alguna de ellas presente una oferta en la puja abierta.

Los comicios de mayo serán muy reñidos como mínimo en la Cámara de Comercio de Barcelona. Se han lanzado a la carrera Enric Crous, el candidato que ha sido impulsado por Femcat; Carles Tusquets, cuya apuesta ha sido bendecida por el actual presidente, Miquel Valls; el abogado Ramón Masià y el presidente de Numitec, José María Torres.