Menú Buscar
Carta de denuncia del plan hotelero que limitará la apertura de alojamientos en gran parte de los barrios de Barcelona.

El sector turístico 'amenaza' a Colau con denuncias por el plan hotelero

Los industriales envían un burófax a cada uno de los 11 técnicos y concejales que elaboran el documento para advertirles de que pueden incurrir en responsabilidades legales

Ignasi Jorro
3 min

El sector turístico ha advertido al equipo de gobierno de Ada Colau con denuncias por el plan hotelero que limitará la apertura de alojamientos en gran parte de los barrios de Barcelona. El documento, presentado esta semana, podría ser contrario a la normativa vigente, según reza una carta enviada desde una asociación proturismo al ejecutivo municipal a la que ha accedido Crónica Global.

La misiva ha sido enviada el jueves a 11 técnicos municipales y concejales vinculados a la redacción del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat). En ella, se alerta de que el documento podría ser "una actuación administrativa situada extramuros de los límites legales".

Argumentos

La carta cita dos normas que el nuevo plan podría contrevenir. La directiva europea 2006/123 de protección económica y la ley 16/2015 de simplificación administrativa de la Generalitat de Cataluña regulan que los apartamentos turísticos son una actividad económica "inocua". Así, no podría ser limitada por un plan urbanístico local.

En este sentido, la entidad que remite, la Plataforma Proviviendas Turísticas, señala que el Ayuntamiento de Barcelona "carece de la potestad legislativa necesaria para modificar el régimen regulatorio". Por ello, una actuación urbanística de limitación como la propuesta "resultará contraria al mecanismo normativo con el que resulta evidente que tampoco puede limitarse la actividad de vivienda de uso turístico".

"Fruto del consenso"

La misiva se ha enviado el mismo día que el gobierno de BComú presentaba la propuesta inicial del plan a entidades y actores económicos. Antes de la reunión, Agustí Colom, concejal de Turismo, ha defendido a Crónica Global que "el plan es fruto del consenso entre las entidades sociales y los actores". Según el edil "está abierto a cambios, pero serían matices".

Por lo que respecta a las críticas de parte del sector turístico, Colom ha subrayado que "hay zonas de la ciudad en las que claramente no caben más alojamientos". En algunas de ellas, como en el Ensanche, "hay manzanas en las que no quedan vecinos, es casi todo población visitante". Con lo que respecta a apartamentos, el documento prohíbe las nuevas aperturas en toda la ciudad.

El edil, responsable político del plan junto a la concejal de Urbanismo, Janet Sanz, indica que los "principios rectores del plan han sido pactados", y que el documento "deja áreas de crecimiento sostenible" para el turismo, como el distrito 22@, la Sagrera o el barrio de la Marina.