Menú Buscar
Antoni Abad, presidente de la patronal de Terrassa Cecot en una imagen de archivo / EP

El salto al vacío del patrón independentista catalán: Abad quiere presidir Foment del Treball

El presidente de Cecot asegura que presentará una candidatura a la gran patronal catalana mientras se prepara la expulsión de su organización

4 min

Antoni Abad, presidente de la patronal de Terrassa (Barcelona) Cecot, ha anunciado este miércoles que presentará su candidatura para dirigir Foment del Treball y que para ello cuenta con el apoyo unánime de la junta directiva de la organización egarense. Se trata de una huida hacia adelante del empresario independentista en un momento en el que la gran patronal catalana ultima la expulsión de Cecot por no cumplir con sus normas internas.

Abad se saltó un compliance que Foment del Treball le había hecho a medida para evitar que continuara con su expansión territorial. Cecot se salió en varias ocasiones de su ámbito empresarial de referencia y levantó recelos en el seno de la institución encabezada por Joaquim Gay de Montellà. También en lo político, ya que mientras la patronal se ha convertido en la organización que se ha opuesto desde el minuto cero al proceso independentista --con consecuencias por parte de los sucesivos Gobiernos, que la intentan apartar del mapa--, los empresarios de Terrassa se han desmarcado de esta política por la proximidad de la organización, y especialmente de su presidente, con CDC.

Intento de expulsión sin ruído

La tensión entre ambas organizaciones se transformó en un pulso en toda regla el pasado octubre, cuando la patronal local organizó de nuevo su día grande en Barcelona y, ante la plana mayor del Gobierno catalán, Abad izó la bandera independentista.

Fue la gota que colmó el vaso y la cúpula de Foment del Treball puso la maquinaria estatutaria de la que se había dotado para expulsar a Cecot. Pero como es habitual en la gran organización catalana, se planeó un proceso discreto y sin ruido. La máxima fue dejar caer a Abad y a los empresarios de Terrassa que le siguieran sin hacer sangre y que salieran por la puerta de atrás de la patronal en las primeras semanas de 2017.

Comunicado que ha difundido

Pero el empresario egarense no está dispuesto a permitir que Gay de Montellà se salga con la suya. Por ello ha difundido un comunicado de prensa en medio del acueducto festivo en el que recoge el acuerdo que tomó la junta directiva el pasado 30 de noviembre.

Afirma que su candidatura debe ser “entendida en clave de refuerzo y de potenciación de Foment del Treball” y que tiene como objetivo “recuperar el papel central que le corresponde en el debate público en lo que a temas económicos y empresariales se refiere, y para hacerla realmente representativa de todo el empresariado catalán”.

Elecciones en Foment del Treball en 2018

No hace referencia a los problemas de continuidad de Cecot en Foment del Treball, que cuentan con el apoyo mayoritario de la gran patronal al haber apoyado en su día dotarse de un compliance para prácticamente controlar a Abad. Algo que ya sentó como un jarro de agua fría en Terrassa. Tampoco ha hecho referencia a su candidatura para presidir la futura Cámara General de Cataluña si finalmente sale adelante el polémico proyecto de ley que regulará las organizaciones de dinamización empresarial, un cargo que le daría la relevancia institucional que el empresario de Terrassa ambiciona. 

Además, la gran patronal catalana no celebrará elecciones en breve. Gay de Montellà fue reelegido presidente de Foment del Treball en diciembre de 2014.