Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Josep Oliu (i) y Jaime Guardiola (d), pesidente y consejero delegado de Banco Sabadell en la presentación de resultados de 2016 / EFE

El Sabadell se toma un respiro en México

La entidad abrirá las seis nuevas oficinas que tenía previstas en 2017 pero frena un año la entrada en el segmento de la banca particular

3 min

Banco Sabadell frena la expansión prevista en México en 2017. El consejero delegado de la entidad, Jaume Guardiola, ha explicado en la presentación de resultados anuales que la “caída del precio del petróleo y las consecuencias que puede traer la reforma del tratado de libro comercio NAFTA” tras la llegada de Donald Trump a al presidencia de EEUU afectan a sus planes en el país. Implicará de entrada que la irrupción en el negocio de banca particular prevista para este año se posponga hasta 2018.

“Tiene sentido dedicar más tiempo a preparar el prototipo”. Guardiola también ha señalado las “barreras que existen en la sociedad mexicana” en cuanto a “movilidad de los clientes”, otro motivo que sustenta la decisión.

Negocio a largo plazo

Con todo, su apuesta por un negocio que iniciaron en 2014 es firme. El presidente del Sabadell, Josep Oliu, ha manifestado que no tienen intención de “cambiar la estrategia” a largo plazo porque todos los efectos negativos que impactan en la economía mexicana “son pasajeros”.

Ha hablado de Trump, a quien acusa de “estar dispuesto a que no vayan bien” las empresas mexicanas con intereses en EEUU. Pero quita hierro a la situación. Especialmente porque la exposición del banco en el país es por ahora pequeña y se puede capear, según su punto de vista, con una buena política de valoración de riesgos.

Crecimiento del 2%

“Es una semilla para el futuro”, ha sentenciado. Banco Sabadell entró en México a finales de 2014. Se dedicó en el primer momento al mercado de préstamos para lanzar hace un año en el segmento de la banca de middle market empresarial. Cuenta con seis oficinas en el país y este año abrirá otras seis, tal y como estaba previsto el ejercicio anterior.

Guardiola pronostica que las proyecciones de crecimiento en la región bajarán al entorno del 2% en los próximos tres años. “Aún tiene mucho potencial para crecer”, afirma.