Menú Buscar
El Rey Felipe VI (centro) recibe a Juan Rosell y a la junta ejecutiva de CEOE.

El Rey Felipe ante la CEOE: “Queda todavía mucho por hacer”

El monarca pide a los empresarios que mantengan su colaboración con la Administración para consolidar el crecimiento económico en España

Redacción
3 min

España se ha situado en el último año en la cabeza de la Unión Europea en tasas de expansión del PIB. El problema es que la vigorosidad del nuevo crecimiento económico es poco estable y queda en el aire que se sostenga en el. El Rey Felipe VI ha hecho referencia a los deberes macroeconómicos que el país tiene pendientes de resolver en su intervención en la clausura de la asamblea general de la gran patronal, CEOE. El mensaje a los empresarios ha sido claro: “A pesar de la mejora de la evolución económica, queda todavía mucho por hacer”.

El monarca ha alabado el esfuerzo de los ejecutivos en plena crisis para internacionalizar las compañías y mantenerse a flote. “Es evidente que el crecimiento de la economía española no podría entenderse sin el gran esfuerzo colectivo de todos los españoles; sin la capacidad de superación y sacrificio de muchos ciudadanos --trabajadores y profesionales-- y el buen hacer de tantas empresas que han luchado en primera línea contra la crisis”, ha manifestado.

Papel de CEOE

Pero ahora “España necesita mantener un ritmo de crecimiento sostenido y estable”, y eso sólo se conseguirá si se mantiene la colaboración entre la clase empresarial y la Administración para impulsar la competitividad, avanzar la internacionalización y, lo más importante en el país, rebajar la tasa de desempleo, según defendió el monarca.

Sobre la CEOE, el Rey aplaudió su papel como organización de la sociedad civil y la labor en la protección de los intereses empresariales, especialmente de las pymes. Ha animado a la patronal dirigida por Juan Rosell a seguir en esa dirección.

Pierde el 84% menos

En el capítulo económico interno, la gran patronal española ha conseguido reducir sus pérdidas el 84% en un ejercicio. Según el informe presentado, se ha pasado de un déficit de 1,1 millones en 2014 a presentar un pasivo de tan sólo 181.000 euros.

La cifra supera la estimación inicial, que apuntaba unos números rojos de 320.000 euros, gracias a la congelación de salarios y al mantener tanto el número de proyectos iniciados como el importe que reciben las vocalías para desarrollar sus iniciativas.

Para 2016, CEOE espera ingresar 14,5 millones y gastar 14,1 millones, por lo que superará de forma definitiva las pérdidas con un superávit de 164.000 euros. No contempla recibir ingresos públicos por formación, lo que había sido la gran fuente de ingresos de patronales y sindicatos.