Menú Buscar
Camil Ros, Matías Carnero y Pepe Álvarez, de izquierda a derecha, en una imagen de archivo en el 15 Congreso de la UGT de Cataluña / CG

El presidente de la UGT catalana: “Los políticos, a la política; los sindicalistas, al sindicato”

Matías Carnero y Camil Ros, el tándem directivo del sindicato, se presentan públicamente haciendo gala de su desvinculación con los partidos

4 min

UGT de Cataluña no tomará partido en los debates políticos de Cataluña. “Los políticos, a la política; los sindicalistas, al sindicato”, ha manifestado Matías Carnero en su primera intervención pública como candidato oficial para asumir la presidencia de la organización. En la presentación de la única candidatura, que recibió el apoyo del 83,55% de los delegados, el líder de la Seat tomó la palabra antes que el secretario general, Camil Ros --“Yo le llamo Camilo en la intimidad”, bromeó con los asistentes--. Otra pista de cómo se organizará el tándem directivo: Matías siempre se refiere a él como Camilo.

Carnero ratificó su afirmación de que todas las decisiones futuras que se tomen en la UGT catalana serán autónomas. “Si algún partido piensa que seremos su herramienta o que nos va a usar, se equivoca. Y me da igual qué color tenga quien piense hacerlo”, ratificó.

Organización transversal

Ros, una persona “más diplomática”, tal y como reconoció el presidente del sindicato, redondeó esa afirmación: “Nosotros someteremos a referéndum la negociación colectiva o los acuerdos del gobierno, nunca propondremos una votación sobre el constitucionalismo, el federalismo o el independentismo”.

Dejó claro que se trata de una organización transversal en la que “cabe todo el mundo” y que dan por terminados los debates y las presuntas presiones mediáticas sobre el independentismo de la organización. “La  política la hemos dejado en la puerta del congreso, aquí todo el mundo puede pensar lo que quiera”, reivindicó.

Más presencia en la calle

En clave sindical, Ros manifestó como prioridad tener “más presencia en la calle, los sindicalistas en los despachos no hacemos nada”. Habló de la necesidad de recuperar la negociación colectiva con el Gobierno, revisar con la patronal incrementos salariales y pidió a la estructura de UGT en Cataluña árnica para poder ejecutar la fusión de federaciones y sectores de forma tranquila.

“Aquí nos jugamos de verdad el futuro en los próximos 10 o 15 años del sindicato”, manifestó. Además de la petición, Carnero y Ros presentaron una secretaría general transversal que, tal y como avanzó Crónica Global, cuenta con la representación de los territorios y las federaciones con mayor poder en el sindicato, por lo que los directivos podrán ayudar a sacar adelante la reestructuración.

Dos vicesecretarios

La maquinaria interna de UGT de Cataluña estará controlada por los dos vicesecretarios generales. Jordi Comallonga gestionará el área interna y Laura Pelay la externa, además de asumir las funciones de portavoz de la organización.

Núria Solé será secretaria de organización; Núria Gilgado tomará el testigo a Ros en la secretaría de acción sindical; las políticas sectoriales las asumirá José Antonio Pasadas y Josep Sancristòfol, el secretario general del Vallès Occidental, será el secretario de la región metropolitana, la que tiene mayor fuerza en afiliados.

Enriqueta Duran será la secretaria de políticas sociales; David Papiol el de movilización y agitación, hecho que indica la fuerza que esperan que tendrá la reivindicación; Eva Gajardo la de igualdad y formación profesional y Gregorio Mudéjar y Pepi García serán los asesores del área externa e interna, respectivamente.