Menú Buscar
Pasajeros en la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat de Barcelona / EP

Ligeros retrasos en El Prat en la primera huelga de la semana

El aeropuerto de Barcelona opera casi con normalidad en la primera jornada de cancelaciones por los paros de los pilotos de Ryanair en Irlanda

3 min

Ligeros retrasos en el aeropuerto de Barcelona-El Prat en la primera jornada de huelgas de la semana. El aeródromo barcelonés opera "con normalidad", según Aena, en la primera jornada de paros, en este caso de los pilotos de Ryanair en Irlanda.

Tanto Aena, gestor aeroportuario, como Vueling, compañía aérea que ha sufrido algunas dificultades de operativa en los últimos días, han insistido que la situación "está dentro de los parámetros esperados en verano". Fuentes de la aerolínea han recordado que operan unos 700 vuelos al día, por lo que se pueden producir algunas demoras puntuales en conexiones concretas. En efecto, el cuadrante de vuelos de El Prat muestra retrasos en algunos enlaces, sin grandes afectaciones.

"La huelga está en manos de Ryanair"

Fuentes del sector han apuntado a que la huelga de Ryanair en España, que tendrá lugar mañana, miércoles, 25 de julio y el jueves, 26 de julio, "afectará al hub aéreo barcelonés en la medida en que la compañía haya gestionado correctamente las 400 cancelaciones previstas" por la protesta en el país, Bélgica, Portugal e Italia.

Globalmente, se espera que 75.000 pasajeros resulten afectados por la movilización de las tripulaciones, a la que se sumará una huelga total de taxis en la Ciudad Condal, por lo que los accesos al aeropuerto de El Prat también quedarán tocados.

"Congestión estival"

Otras voces de la industria aérea han recordado que en temporada alta, como es verano, "las aerolíneas diseñan programaciones muy ajustadas por la gran demanda de billetes". A este hecho se le une la congestión en el espacio aéreo. "Cuando ocurre una incidencia de 10 minutos, se puede gestionar. Pero como sea de media hora, tenemos un problema y el retraso será más grave", han indicado.

"No hay que soslayar --ha indicado el mismo directivo-- que Eurocontrol  recalca en sus informes periódicos que sólo el 50% de las demoras en vuelos son atribuibles a la congestión o a la meteorología adversa. El otro 50% se debe a la operativa de las propias aerolíneas. ¿La solución? Más personal".