Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una torre de control del aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat / EP

El Prat ganará vuelos y puntualidad si se amplía, según un informe

Un estudio del área de Jaume Collboni en el Ayuntamiento de Barcelona concluye que la inversión reforzará la vocación "global" de la urbe

3 min

El aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ganará vuelos y puntualidad si Aena acomete el proyecto de ampliación. Es una de las conclusiones de un informe encargado por el área del primer teniente de alcalde de la Ciudad Condal, Jaume Collboni (PSC), y que resuelve que la obra reforzaría la vocación "global" de la capital catalana. 

El trabajo, elaborado por la consultora del sector aéreo GPA para la primera tenencia de alcaldía, concluye que el paquete de actuaciones que propone Aena para El Prat confirmaría la condición de hub de la ciudad aérea, permitiéndole ser un nodo de conexiones intercontinentales. Con ello, la instalación ganaría "conectividad", podría "mantener la viabilidad financiera de las actuales rutas" y aspiraría a "dar entrada a nuevos vuelos". 

Vocación "global"

La investigación indica asimismo que la ampliación del segundo mayor aeropuerto español tras Madrid-Barajas aumentaría el "impacto económico" del equipamiento estratégico, daría lugar a una "sociedad más abierta", espolearía el "crecimiento", generaría empleo e impulsaría Barcelona como "ciudad global". 

El el capítulo de cifras, el informe de GPA avanza que, con el ritmo de crecimiento del tráfico aéreo anterior a la pandemia, el aeropuerto barcelonés podría alcanzar los 90 millones de pasajeros en 20 años. Ese volumen de viajeros --las tres pistas superaron los 52 millones en 2019, antes del virus-- requeriría del uso de los aeropuertos de Reus y Girona

Contrapuesto a Barcelona Regional

En cuanto al impacto económico, la consultora se ciñe a lo apuntado por otro trabajo anterior de la Universidad de Barcelona (UB), y que proyecta un impacto del aeropuerto ampliado sobre el PIB catalán del 8,9%, cuando ahora es del 6,8%. Ello depende de que el plan de inversiones entre en el plan DORA de Aena, que el consejo de ministros votará el 30 de septiembre. 

Antes, sin embargo, la obra deberá concitar más consenso. El propio socio de gobierno local del PSC en Barcelona, los comunes de Ada Colau, han presentado hoy otro estudio que avisa del impacto ambiental de las actuaciones. El encargo elaborado por Barcelona Regional, donde el partido de la alcaldesa tiene mayoría, propone reducir el número de vuelos y usar Girona como pista alternativa a El Prat.