Menú Buscar
Miguel Vicente, presidente del clúster Barcelona Tech City, y una imagen de Palau de Mar donde se ubica el Pier 01 / FOTOMONTAJE DE CG

El Pier 01, la casa de los emprendedores en Barcelona, se prepara para crecer

Los impulsores de un proyecto que da cobijo a 300 empresas que han levantado 1.000 millones en 12 meses buscan un edificio cerca de Palau de Mar para duplicar las instalaciones

5 min

Pier 01 Barcelona Tech City. Este es nombre que ha recibido una de las iniciativas más innovadoras de la capital catalana impulsada por un grupo de inversores privados que provienen del ecosistema emprendedor y tecnológico de la ciudad. Trabajaron para dar forma a un edifico que aspira a ser el pool más importante de Europa en el ecosistema del sector, situado en Palau de Mar. Abrió las puertas a mediados de mayo y ya se han puesto manos a la obra para ampliar instalaciones. Tienen sobre la mesa el proyecto de inaugurar el Pier 02.

“Hay demanda para otro edificio”, indica el presidente del clúster, el empresario Miguel Vicente, en conversación con Crónica Global. Él es uno de los decanos de la nueva oleada de emprendedores en España y ha estado implicado en iniciativas exitosas como el lanzamiento de la plataforma de descuentos para actividades Letsbonus, la aplicación de compraventa entre particulares Wallapop o de la red de business angels Antai.

Triángulo de la innovación

La proyección ideal sería un inmueble adyacente al actual, con más de 10.000 metros cuadrados, ya que facilitaría el intercambio de talento entre las empresas que se ubican en las instalaciones.

El Pier 02 también se podría ubicar en cualquier otra zona del barrio de la Barceloneta. “Contaríamos de este modo con varios puntos estratégicos en la ciudad”, indica Vicente. Los impulsores hablan de un triángulo de la innovación entre el edifico que ya está en marcha, la ampliación a la que aspiran y las instalaciones del 22@, otro barrio de la ciudad que se empezó a transformar a finales de los años 90 de zona industrial a hub de la innovación.

Mobile World Capital

Destaca en esa zona el denominado Edifcio MediaTIC, la sede de la Mobile World Capital de Barcelona. Esta iniciativa y la de Pier 01 cuentan con impulsores diferenciados --tras la capitalidad se encuentra GSMA, una especie de patronal del móvil que organiza el Mobile World Congress, el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Cataluña y la secretaría de Telecomunicaciones del Estado-- pero se trata de iniciativas complementarias, ya que todos reman en la misma dirección.

El objetivo es conseguir que Barcelona sea un “punto de encuentro obligatorio para emprendedores”, relata Vicente. Algo parecido a lo que ocurre en la ciudad en las jornadas del 4YFN, el hermano pequeño del Mobile World Congress que organiza la capitalidad y se celebra de forma paralela al gran congreso del sector, pero a lo largo de todo el año.

Colaboración entre empleados

Pier 01 ha nacido con esta vocación. Alquila espacios para que unas 300 empresas del sector de todo tipo de dimensiones ubiquen allí su sede, desde sociedades de nueva creación que trabajan en el espacio de coworking a los 500 metros cuadrados que ocupan los trabajadores de LetGo, otra aplicación para la compraventa de artículos de segunda mano.

Esa es una vía de ingresos importante para la iniciativa, pero también propicia que los empleados con los que cuentan las empresas puedan colaborar entre ellos. Hay multitud de zonas en las que se pueden encontrar y una intensa agenda de actividades que abordan los diferentes retos del emprendimiento, organizados por las propias compañías o por otros partners del sector.

En este grupo aparecen desde aceleradoras de empresas de todas las nacionalidades a sociedades públicas como Barcelona Activa o Acció, con un papel muy activo en Barcelona.

1.000 millones de inversión

Hay que tener en cuenta que las 300 empresas que se ubican en el Pier 01 levantaron entre todas ellas más de 1.000 millones de euros de capital riesgo en las rondas de financiación que se abrieron en los últimos 12 meses.

Vicente indica que después del verano se incorporarán nuevos partners al proyecto. ¿Qué le movió a vincularse en ello a título tan personal? “Es un orgullo hacer algo para la ciudad, la sociedad y el ecosistema al que nos dedicamos”, señala. Se trata de un proyecto sin ánimo de lucro, por lo que solo la cúpula directiva que trabaja día a día en mantener y hacer crecer el Pier 01 Barcelona Tech City cuenta con una retribución por su trabajo.