Menú Buscar
La prima de riesgo española ha abierto en 119 puntos / EFE

El PIB de la zona euro mantiene un crecimiento del 1,6%

Rumanía, Bulgaria, España y Eslovaquia encabezan el ritmo de expansión económica con tasas superiores al 3,2%

3 min

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro creció a un ritmo trimestral del 0,3% entre julio y septiembre, en línea con los tres meses anteriores, según la segunda estimación del dato publicada por Eurostat.

En comparación con el mismo trimestre del año anterior, la economía de la zona euro mantuvo un ritmo de crecimiento del 1,6%, similar al observado durante el trimestre precedente.

Más en el conjunto de la UE

En el conjunto de la UE, el PIB creció un 0,4% en el tercer trimestre, en línea con la expansión observada en los tres meses anteriores, mientras que el crecimiento interanual fue del 1,8%, igual que en el segundo trimestre.

Entre los países de la UE cuyos datos estaban disponibles, Portugal y Bulgaria registraron el mayor ritmo de crecimiento trimestral (+0,8% ambos), por delante de España, Chipre, Eslovaquia y Países Bajos (+0,7% cada uno), mientras la expansión más débil se observó en Lituania (+0,1%), por delante de países como Bélgica, Estonia, Hungría, Polonia, Alemania y Francia, que registraron cada uno un crecimiento del 0,2%.

Rumanía por delante

En comparación con el tercer trimestre de 2015, Rumanía lideró el crecimiento en la UE, con una expansión del 4,6%, seguida de Bulgaria (+3,5%) y por delante de España y Eslovaquia (+3,2% respectivamente).

En el tercer trimestre de 2016, la economía de EEUU registró un crecimiento del 0,7%, tres décimas por encima de la expansión del segundo trimestre, mientras el PIB de Japón aumentó un 0,5%, frente al 0,2% del segundo trimestre.

El motor alemán

El 0,2% de Alemania es sensiblemente inferior al 0,4% observado en el segundo trimestre como consecuencia del retroceso experimentado por las exportaciones, según informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Según datos trimestrales ajustados, el gasto final en consumo doméstico realizó una contribución positiva al crecimiento del PIB, con incrementos del gasto público y de los hogares.

Por su parte, la formación de capital fijo en maquinaria y equipamiento registró un cierto retrocedo, mientras la construcción registró una evolución más positiva que en los tres meses anteriores.