Menú Buscar
Fachada de una de las oficinas centrales de BPA en Andorra la Vella / EP

El ministro de Finanzas de Andorra confirma que el 95% de los clientes de BPA pasarán al 'banco sano'

Los parámetros usados por PwC y la INAF en la auditoría son más exigentes que la legislación vigente en Andorra

Redacción
1 min

El ministro de Finanzas de Andorra, Jordi Cinca, reconoció este miércoles que el 95% de las cuentas de Banca Privada de Andorra (BPA) han pasado la exigente auditoría realizada por PwC por orden del Instituto Nacional de Finanzas del Principado (INAF), un dato avanzado por Crónica Global. El proceso sigue en marcha, ya que aún se piden documentos para completarlo según las declaraciones del político.

Cinca concretó que el 5% de los que no han superado el control o significa que estén vinculados a alguna actividad de blanqueo de capitales. Relató que los parámetros usados en la auditoría son más exigentes que la normativa vigente en el Principado y que por ello en algunos casos se debe ir más allá en la investigación para saber si se pasan al banco puente, Vall Banc, que el Gobierno del país pretende vender después a un tercero. El proceso de migración de activos se pretende poner en marcha a mediados de enero.

Las declaraciones de Cinca, que pretendía tranquilizar a los posibles inversores interesados en Vall Banc, incrementaron las dudas en el Principado sobre la pulcritud de la intervención pública de BPA y su proceso de conversión, con despidos de plantilla incluidos, para venderlo.