Menú Buscar
Toni Comín, consejero de Salud catalán, y las tres embajadas que se han interesado por el concurso de terapias respiratorias domiciliarias / FOTOMONTAJE DE CG

El lío del concurso catalán de terapias respiratorias se hace internacional

Las embajadas de EEUU, Japón y Francia se dirigen a la Generalitat ante las sospechas de irregularidades que se ciernen en torno a la adjudicación

02.11.2016 00:00 h.
5 min

La consejería catalana de Salud, encabezada por Toni Comín, ha conseguido que el lío en el concurso de terapias respiratorias domiciliarias que está pendiente de resolver se haga internacional. Las embajadas en España de Estados Unidos (EEUU), Japón y Francia se han puesto en contacto con la Generalitat para interesarse por la tramitación de la concesión a 10 años valorada en 449 millones de euros más IVA, indican fuentes próximas al Gobierno.

Por el momento, no han expresado ninguna reclamación. Sólo han pedido información sobre el proceso de adjudicación y han hecho llegar el mensaje al gobierno de Carles Puigdemont de que siguen con especial atención este asunto.

Dudas sobre la pulcritud de la concesión

Las sombras sobre las presuntas irregularidades que han existido en la adjudicación provisional de los 18 lotes del contrato son cada vez más alargadas y así se lo han hecho saber a sus responsables políticos grandes grupos que se han quedado apartados del concurso público. Gigantes de la talla de Oximesa-Praxair, los laboratorios Teijin (se presenta en alianza con Esteve) o Air Liquide.

Otra de las recomendaciones de las embajadas a la Generalitat ha sido la necesidad de garantizar la máxima transparencia y limpieza de la resolución, añaden los mismos interlocutores.

Oposición en bloque del sector

El Servicio Catalán de Salud (CatSalut) aún tiene pendiente tomar una decisión final sobre el contrato de terapias respiratorias domiciliarias. Se esperaba la resolución definitiva tras el verano, pero el tiempo pasa y sigue sin mover ficha por el alud de críticas que ha recibido. Las mismas fuentes destacan que se busca una salida alternativa que no provoque el rechazo tan unánime del sector.

Hay dos grupos que se reparten los 18 lotes: la alemana Linde y la italiana Vivisol. Pero la preclasificación sembró dudas incluso dentro del CatSalut. Se acusa al grupo germano de bajar de forma temeraria el precio de los servicios para hacerse con el contrato, pero el coste de la plica no cubre los tratamientos que necesitan 93.000 pacientes en Cataluña.

En cuanto a la firma transalpina, los recelos parten del desconocimiento de la empresa. No se sabe cuál es su modelo de actuación porqué no tiene historial de servicio en España, solo un pequeño contrato en Andalucía.

La salud por encima del dinero

Los neumólogos han avisado de que no se puede poner en riesgo la vida de los pacientes de terapias respiratorias domiciliarias por una simple cuestión económica, especialmente de los más graves. Cualquier cambio o adecuación en los equipos técnicos que les permiten respirar necesitan de un tiempo de adaptación en el que incluso se sufre, ya que no se puede respirar. Lo mismo ocurre con los sistemas asistenciales.

Los especialistas afirman que no hay ninguna queja con el sistema implementado hoy en día y apuestan por una resolución continuista que tenga más en cuenta a los enfermos que la cuestión económica. Especialmente cuando se ponen en duda la veracidad de que las cuentas de explotación de los ganadores.

Un año de la convocatoria del concurso

La Generalitat convocó en noviembre de 2015 el polémico concurso público, cuando Boi Ruiz encabezaba la consejería de Salud. El contrato está dividido en 18 lotes, uno por cada zona en las que se ha dividido el mapa catalán. Además de Linde y Vivisol, ha conseguido una adjudicación temporal la compañía Oxigen Salud, pero se trata del servicio en una región compleja de operar cuya rentabilidad está en el aire. 

Comentar
Antoni Ferret 02/11/2016 - 10:04h
1) Caldria descartar les adjudicacions apuntades per les raons de dúmping en el preu i desconeixement de l'empresa. / 2) Millor continuar amb les empreses que ho fan ara. / 3) Les ambaixades estrangeres, no cal fer-ne cas.
¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información