Menú Buscar
Ignacio Giral, fundador y director general de Atrápalo, en las oficinas de la tecnológica / CG

"Barcelona debe hacer mucho más para ser una capital de innovación'"

Atrápalo superará los 350 millones de facturación este año, según el director general de la empresa tecnológica

6 min

Ignacio Giral es fundador y director general de Atrápalo.com, uno de las agencias de viajes on line líderes en España. El directivo ha participado esta semana en el debate en el XVI Foro Acave, celebrado el jueves en Barcelona. El emprendedor, con dieciséis años a sus espaldas al frente de una puntocom, esboza su análisis sobre el mercado digital en España y lanza una advertencia: el internauta es infiel y ya ni espera cinco segundos en una web.

-¿La temporada turística ha sido tan buena como dicen?

-Buenísima. Desde el punto de vista receptivo, comercializamos las costas españolas y las Islas Baleares y Canarias. Tenemos el mejor producto, no hace falta casi ni salir del país. Con lo que respecta al emisor, que es el que trabajamos nosotros, el boom no es tan grande, porque el consumo aún no ha repuntado del todo. Aún así, ha sido una buena campaña.

-Atrápalo tiene 15 años de existencia y se ha expandido a seis países. ¿Qué planes tiene para el futuro próximo?

-Empezamos en España y abrimos en Argentina, Chile, Colombia, Perú y México. Nuestro reto es ahora consolidar ese crecimiento tan fuerte. Me gustaría destacar que esa expansión no se basa en el apalancamiento, lo hemos sustentado con los propios ingresos que genera el negocio. No estamos nada apalancados. Ahora estamos en una fase de consolidación de ese nuevo mercado: Suramérica. Que aporte valor para volver a crecer de forma natural.

-Así pues, ¿no se espera la apertura de algún nuevo país en breve?

-Ahora mismo no. Atrápalo está en los cinco mayores países de Suramérica, y creemos que existe espacio para crecer. El negocio on line está creciendo mucho en América Latina, ya que la penetración digital es menor a la europea en este campo. En los próximos cinco o diez años habrá muchas oportunidades. Nuestra voluntad es sacar el máximo partido de ellas.

-Has descrito España como un destino maduro. ¿El viajero español es caprichoso?

-El internauta español es infiel. Compra en diferentes páginas web sin problema. Es algo que está ahí, en el mercado. Nuestro foco es ahora mismo fidelizar al cliente, convencerlo de que su compra está respaldada por una marca fuerte.

-Qué ha cambiado en España desde que arrancó Atrápalo en 1999?

-El internauta ya sabe de todo. No le puedes tener esperando cinco segundos a que cargue una web. Y cada vez es más móvil. Esto representa un cambio brutal: más del 50% de nuestro tráfico web es por móvil. Y digo móvil, no tableta. ¿Qué consecuencia tiene? Es un reto mayúsculo para las empresas que operamos por internet.

-Qué es lo que más vende el portal?

-Lo más vendido son las entradas de espectáculos. Por unidad encabeza en número de clientes y transacciones. Pero luego son importes relativamente pequeños: dos entradas no suelen ser mucho dinero. Como negocio, los viajes representan un volumen mayor. En viajes, los clásicos están ahí: Baleares o Canarias, y la larga distancia. Sureste Asiático, Estados Unidos y Suramérica también funcionan muy bien.

-Cuánto facturará Atrápalo este año?

-La empresa tiene un problema: la exposición al cambio de moneda. Sin el efecto divisa en Suramérica, el crecimiento de la firma es de un 20% anual. Pese a ello, este año esperamos superar los 350 millones de euros de facturación. Empleamos a 500 personas, 250 en España y el resto en Latinoamérica.

-Seguirá Atrápalo en Barcelona?

-Nuestros headquarters están en Barcelona, todo el desarrollo tecnológico también. Nos quedaremos allí. No obstante, el peso gravitacional de la empresa se desplazará. En poco tiempo, el 70-80% de las ventas vendrán de Suramérica.

-Barcelona aspira a ser un ecosistema para start-ups. Vosotros lleváis 16 años en internet. ¿Qué debería mejorar?

-Yo personalmente tengo dos empresas y participo en otra emergente como inversor, además de Atrápalo. En mi opinión, la ciudad tiene una gran oportunidad en este campo. Desde el ámbito público se podrían mejorar muchas cosas, dando facilidades a estos negocios. Barcelona es muy atractiva para atraer a gente que venga a trabajar, pero faltan cosas. Desde el punto de vista fiscal o laboral, por ejemplo, para ayudar a las compañías tecnológicas que nacen. Cosas muy, muy baratas y que marcarían la diferencia en la economía del país. No olvidemos que todas las capitales europeas como Londres, Berlín o París quieren constituirse en ecosistemas de este tipo. Se podría hacer mucho más.

Destacadas en Business