Menú Buscar
Dos agentes de la Guardia Civil custodian las entradas de la sede del banco chino ICBC en el centro de Madrid / EFE

El gigante chino ICBC pide la libertad de los banqueros detenidos en Madrid

La entidad muestra públicamente su “desacuerdo con la decisión del juez” de mantener en prisión preventiva a tres de sus empleados acusados de blanquear capitales

Redacción
2 min

Industrial and Commercial Bank of China (ICBC), la entidad más importante del gigante asiático, ha movido ficha este jueves frente al caso de blanqueo de capitales que se investiga en España. El grupo ha emitido un comunicado en el que pide la libertad bajo fianza para los tres empleados de la entidad en Madrid que siguen en prisión preventiva.

ICBC hace “un llamamiento a su liberación inmediata” y recuerda que coopera “activamente con las autoridades españolas competentes en la investigación”. Incluso pone ejemplos de ello.

Defensa de los directivos

El banco recuerda que seis empleados de la sucursal de Madrid fueron detenidos en el marco de la operación judicial. Indica que uno de ellos fue el primer presidente de la sucursal, que trabajaba en ese momento en sede de ICBC en Luxemburgo y “viajó de inmediato a Madrid para cooperar en la investigación”. “Si realmente hubiese querido eludir a las autoridades, no habría viajad desde un país que está fuera de la jurisdicción española”, señala.

Otro de los casos que destaca es el de una empleada de la oficina de Madrid que se encontraba en “excedencia en China para cuidar a sus padres y a su hija en edad escolar, y decidió regresar a España para colaborar en la investigación aun siendo consciente del riesgo de ser arrestada”. Manifiesta que sufre problemas de salud que requieren atención médica y que ICBC lo ha demostrado con el “historial médico presentado al juzgado”.

Vigilancia de blanqueo de capitales

Un total de seis empleados de la sucursal del banco chino en Madrid fueron detenidos el pasado 17 de febrero. La entidad asegura en su comunicado que no existe riesgo de destrucción de pruebas porque la Guardia Civil copió “toda la información de la oficina”.

ICBC destaca, asimismo, que cumple con todos los “requisitos regulatorios”, que sigue de cerca la “evolución del entorno en el que opera” y que “ha desarrollado de forma independiente un sistema de vigilancia contra el blanqueo de capitales” en las oficinas, Europa y a nivel internacional. Rechaza de nuevo las acusaciones que propiciaron la operación Shadow.