Menú Buscar
Los participantes en la ponencia 'Las nuevas tecnologías: ¿Generadoras de desempleo o de mejores oportunidades laborales?' del II Foro de Excelencia Lloret.

El futuro del empleo: ¿cobrar sin trabajar?

La tecnología y, en especial, la robótica, tiran de la transformación del mercado laboral

Margalida Vidal
3 min

Suiza votó hace una semana en referéndum en contra de la implantación de un sueldo mínimo garantizado de 2.260 euros mensuales para todos los ciudadanos, trabajen o no. Es un inicio de lo que algunos consideran el futuro del mercado laboral. La revolución de la tecnología digital ha permitido el desarrollo veloz de algunos sectores como la robótica, que amenazan ahora en sustituir a las personas en algunos puestos de trabajo.

Pero a la vez que el desempleo aumentaría, también lo haría la eficiencia y la productividad, por lo que los recursos generados serían muchos más con el uso de menos personas. Ésta es la tesis que sostiene Ricard Huguet, director ejecutivo de la empresa especializada en innovación Invenio.

“Esto generará desocupación, pero también un exceso de producción; lo que hay que gestionar es el reparto”, ha asegurado en su participación en el II Foro de Excelencia Lloret. De hacerlo bien, prevé que un “salario para todo el mundo sin necesidad de trabajar; soy muy positivo”.

Entender la revolución

“La tecnología ha venido y se va a quedar, lo que hay que hacer es entenderlo”. Christian Meyer, el CEO de Emotion Experience, una compañía tecnológica y audiovisual, cree que ahí está la clave. Meyer también es optimista, y considera que la mentalidad con la que se afrontan los cambios es determinante: “No se llega al mismo destino viendo un problema que viendo una oportunidad”.

Sin embargo, la población espera muchas veces con miedo los cambios, sobre todo si se producen con velocidad. El problema está en la aceptación. Según Francesco Ferro, director general de Pal Robotics, hasta que la sociedad no admita las cualidades de la tecnología y el impacto en su vida diaria no se materializarán los beneficios. “La robótica es algo para ayudar a las personas, y creará puestos de trabajo nuevos en programación, informática, manutención de robots, etc”, afirma.

Una cuestión de plazos

No todos los empresarios del sector ven con tan buenos ojos la transformación del mercado laboral impulsada por las nuevas tecnologías. Al menos, no de forma inmediata. “Soy optimista a 80 años vista, soy pesimista a 20 años vista: la transición del modelo actual al futuro es una crisis, y la generación que lo vive sufrirá las consecuencias”, opina Genís Roca, presidente de RocaSalvatella, una compañía de consultoría en digitalización de empresas.

Este período de cambio también requerirá nuevos pactos sociales, nuevas normas para el mercado laboral. “Si se genera paro y la esperanza de vida sube, el modelo actual es insostenible”, asegura. Si en una cosa coinciden todos, es en la tecnología como motor de la transformación del modelo de trabajo actual y la necesidad de adaptarse.