Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Empleados en una línea de producción de Foxconn, fabricante de Apple, en Taiwán

El fabricante más polémico de Apple, Foxconn, se lanza al rescate de Sharp

La firma taiwanesa negocia aportar unos 4.420 millones a la tecnológica japonesa mediante nuevas acciones y la prestación de apoyo financiero

3 min

Foxconn está a punto de protagonizar la mayor adquisición de una empresa de tecnología japonesa por parte de una firma extranjera. El grupo taiwanés, responsable de ensamblar la inmensa mayoría de los iPhones que se venden en el mundo y en la diana de las organizaciones que luchan a favor de los derechos laborales por las condiciones en sus centros de trabajo (la polémica propició la puesta en marcha de un programa para mejorar su imagen), ultima una operación para rescatar a Sharp.

La toma de control del grupo nipón se ejecutaría a través de una filial, la sociedad Hon Hai Precision Industry, y el mercado da por sentado que llegará a buen puerto. Tanto, que los títulos de Sharp rebotaron casi el 4% en la Bolsa de Tokio este lunes.

Rebaja de los importes

El acuerdo podría alcanzar una cifra inferior en unos 788 millones de euros al tipo de cambio actual (100.000 millones de yenes) a la estimada inicialmente para comprar acciones, según el periódico económico japonés Nikkei. La primera cifra que se dio por los nuevos títulos de Sharp era de 3.860 millones, por lo que ahora se quedaría en 3.070 millones.

A ellos se les debería añadir otros 1.350 millones en forma de apoyo financiero a la tecnológica japonesa. El importe final de la operación se situaría en los 4.420 millones.

Operación perseguida desde hace años

Foxconn intenta desde hace años hacerse con el 65,9% del capital de Sharp, que arrastra una situación económica compleja por la caída de ventas de los productos tecnológicos que fabricaba, como televisores, cámaras de vídeo y cadenas de música.

Puso en marcha la primera operación en 2012, pero fracasó y propició que el presidente del grupo taiwanés, Terry Gou, declarase sentirse engañado por la forma de actuar de la cúpula de Sharp, encabezada por Kozo Takahashi. Ambos liderazgos se mantienen, aunque cuatro años más tarde parece que la operación pisa un terreno más tranquilo.

Ratificación de los acreedores

Gou lanzó en febrero su segundo intento para tomar el control de Sharp. Lo congeló posteriormente para negociar las condiciones de la compra, que deben ser ratificados por las entidades niponas Mizuho Bank y Bank of Tokyo-Mitshubishi UFJ, los dos mayor acreedores del grupo.

Hon Hai Precision Industry informó este fin de semana al regulador de la Bolsa de Taiwán que convoca una junta directiva extraordinaria el 30 de marzo con el único fin de discutir el acuerdo para entrar en Sharp.