Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Luis de Guindos (d), ministro de Economía, conversa con Peter Kazimir, ministro eslovaco de Finanzas, al inicio de la reunión del Ecofin en Bruselas.

El Ecofin activa formalmente el proceso para sancionar a España y Portugal

Bruselas dispone ahora de 20 días para proponer una sanción que el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, mantiene que será igual “a cero”

Redacción
3 min

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han activado este martes formalmente el proceso para sancionar a España y Portugal por incumplir sus compromisos de déficit. Han dado el visto bueno al dictamen negativo de Bruselas que acreditó la falta de “medidas efectivas” por parte de Madrid y Lisboa para corregir el desvío de las cuentas públicas en 2015 que se prevé que se mantengan en los próximos años.  

Con esta decisión se inicia la cuenta atrás de 20 días para que Bruselas presente una propuesta que cuantifique la multa para los países incumplidores. Puede alcanzar hasta el 0,2% del PIB nacional (unos 2.000 millones en el caso de España) y estará acompañada por la congelación de parte de los fondos europeos que corresponden a 2017.

Confianza de De Guindos

Desde la Comisión Europea han avisado de que estas cantidades equivaldrían a la penalización máxima y que también pueden proponer su reducción o anulación. Mientras, el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, mantiene que sanción será igual “a cero”.

La cuantía de la multa es importante, aunque el primer varapalo para la política española se encuentra en el documento que Bruselas redactó la semana pasada con el que se inició el proceso sancionador. En el informe, el Ejecutivo comunitario dejaba claro que España no había tomado “medidas eficaces en respuesta a las recomendaciones del Consejo de junio de 2013” en las políticas emprendidas en los últimos años.  

Medidas correctivas

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, pidió a España y Portugal horas antes de que se formalizara el inicio del expediente sancionador que presentaran medidas concretas para corregir el desvío que no sean “ofensivas”. “Deben subrayar los próximos pasos que van a dar para resolver los problemas. Un planteamiento ofensivo que estoy seguro que ayudará a la Comisión a decidir sobre las sanciones”, declaró.

De Guindos manifestó que “mañana mismo” (por el miércoles) mandará un documento a Bruselas con argumentos que defiendan los esfuerzos asumidos por el Gobierno español para salir de la crisis y las expectativas económicas positivas para el ejercicio en curso y los próximos años.

Diferencias en la previsión de déficit

Según las cuentas de Bruselas, incluidas en el dictamen negativo, España sumará un déficit público del 3,9% en 2016 y del 3,1% el próximo año. De Guindos defiende otras cifras. Mostró su convicción en que volverá a situarse “por debajo del 3% en el próximo año”.