Menú Buscar
La sede central de Vitaldent donde la policía ha hecho registros y practicado detenciones esta mañana / EFE

El dueño de Vitaldent blanqueaba a través de Suiza y Luxemburgo

El número de detenciones se eleva a 13 mientras la policía prepara el bloqueo de cuentas en 25 bancos y una SICAV con cinco millones

4 min

Los responsables de Vitaldent detenidos este martes por la Policía Nacional en el marco de la operación Topolino desviaban sin declarar el dinero en metálico que exigían a sus franquiciados, concretamente a los países de Suiza y Luxemburgo. Luego ese dinero se reinvertía en artículos de lujo, coches de alta gama, fincas o incluso un avión valorado en un millón de euros que ya ha sido incautado por la policía.

Al parecer, Vitaldent exigía en metálico --en negro-- el equivalente al 10% de todos los ingresos que obtenía de sus franquiciados, tanto de las cantidades iniciales como de los pagos posteriores. Fuentes oficiosas cuantifican el fraude en torno a los 10 millones de euros.

Han sido detenidas 13 personas y se han practicado 15 entradas y registros. A los arrestados se les acusa de la presunta comisión de un delito de fraude fiscal y blanqueo de capitales. Las actuaciones las lleva a cabo la UDEF central de la Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía Anticorrupción bajo las órdenes del Juzgado de Instrucción número dos de Majadahonda (Madrid).

La filial italiana

Según ha precisado la policía, entre los arrestados figuran el dueño una cadena de clínicas dentales Vitaldent y el responsable de la actividad de la empresa en Italia. En esta misma actuación se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas repartidas por toda España, 36 vehículos a motor y el citado avión.

Los registros afectan entre otros lugares a la sede central de la empresa, situada en la calle Valle de Alcudia, en el municipio madrileño de Las Rozas, así como tres despachos de abogados, los domicilios de los detenidos y la filial NC Advertesing.

"Organización criminal"

Ernesto Colman Mena

Ernesto Colman Mena, dueño de Vitaldent

Los arrestados formaban parte de un grupo organizado creado dentro de la estructura empresarial, diseñado para eludir el pago de impuestos a la Hacienda Pública, según la policía. La fiscalía, en un comunicado emitido este martes, habla incluso de "organización criminal" dirigida por el dueño de Vitaldent, Ernesto Colman.

Además de Colman, entre los detenidos figura Vicente Samper, responsable del área comercial de la firma desde 2005 y de su expansión internacional: Portugal, Estados Unidos e Italia. También está arrestado el vicepresidente de la compañía, Bartolo Conte.

Los investigadores explican que para evitar sus obligaciones fiscales, el máximo responsable de la empresa ingresaba los ingresos obtenidos de las franquicias de la marca en entidades bancarias de Suiza o Luxemburgo. Posteriormente, parte de este capital era reinvertido en España mediante la adquisición de bienes inmuebles, vehículos y otros artículos de lujo, culminándose de este modo un proceso de blanqueo.

SICAV y fincas

Las fuentes consultadas detallan que el proceso consistía en exigir a los franquiciados que una parte del pago a Vitaldent se hiciese en metálico. Los investigadores no han hecho todavía una estimación exacta de a cuánto asciende el dinero blanqueado, pero advierten de que el fraude es millonario. No siempre se exigía el mismo porcentaje, pero eran grandes cantidades.

La policía también tiene previsto el bloqueo de los saldos de las personas físicas y jurídicas objeto de investigación, repartidos en 25 entidades financieras, así como el bloqueo de los activos financieros de dos SICAV por importe de 5 millones de euros, y la prohibición de disponer de otras 103 fincas rústicas.