Menú Buscar
Una foto de archivo de un supermercado - EFE Danone lidera el ranking de fabricantes preferidos

El consumidor recupera la confianza, pero se fija más en los precios

El comprador que ha salido de la crisis se orienta mejor en el mundo de las promociones y es capaz de retener y comparar las ofertas

3 min
La recuperación de la cesta de la compra ya se evidenció en 2015, cuando el gran consumo marcó su mejor resultado en siete años tras crecer un 1,7%, según el informe elaborado por la consultora Nielsen, encargada de estudiar los cambios de tendencia que experimenta el gran consumo.

Este martes se celebra el Día Internacional del Consumidor, en un entorno en el que el ciudadano ya no tiene los mismos hábitos que antes de la crisis. No solo se fija más en el precio, sino que lo retiene y compara, lo que le lleva a buscar las promociones.

Más optimismo en los hogares

El optimismo ha vuelto a los hogares que, aunque aún no han vuelto a tener los niveles de riqueza previos a la crisis, sí que empiezan a gastar más sus compras: siete de cada diez consumidores planifican la compra, pero luego en la tienda acaban incorporando otros productos.

Asimismo, según la consultora Nielsen, la confianza del consumidor creció en nueve puntos respecto al año anterior. Un aumento que, entre otros factores, se debe a cosas tan sencillas como el buen tiempo o la recuperación generalizada del horeca, la concatenación de las palabras hoteles, restaurantes y catering.

Más consumo fuera del hogar

Si en diciembre de 2014 el consumo fuera del hogar presentaba cifras negativas (-0,2), el mismo mes de 2015 ese segmento había repuntado en dos puntos (2,0). Algo que, desde la consultora, aseguran que se debe al buen tiempo. De hecho, los meses de abril a julio son los que reflejan un mayor consumo fuera del hogar, alcanzando los 2,5 puntos en julio.

La evolución del volumen de ventas también se ha evidenciado en las bebidas. El consumo de cerveza, refrescos y vinos ha aumentado en todo el sector de la hostelería y restauración, en un 5,5%, 2,3% y 4,9% respectivamente.

Conscientes del precio

Otra de las facetas más desarrolladas por el consumidor durante los últimos años es su hipersensibilidad al precio. Se trata de un nuevo rasgo que ha llegado para quedarse y que implica que dos de cada tres consumidores afirmen conocer el precios de todos o la mayoría de los productos hasta el punto de darse cuenta cuando cambian.

Esta conciencia del precio de los artículos por parte del consumidor también es visible en su actitud hacia las promociones: un 38% busca activamente la promoción en su lugar de compra habitual, mientras que un 20% cambia incluso de tienda para cazar la oferta más atractiva. En la misma tendencia de optimismo y confianza, para este 2016, se espera que los consumidores gasten de media un 1% más que el año anterior.

En definitiva, el nuevo perfil de consumidor vuelve a gastar más y añade nuevos artículos a su cesta. No obstante, se fija más en el precio y en las promociones. Algo inédito antes de la crisis.