Menú Buscar
Luis Castilla, presidente de ATLL Concesionaria de la Generalitat y directivo de Acciona, y una de las infraestructuras de la gestora de agua

El ‘caso Acuamed’ salpica al presidente de ATLL

La Audiencia Nacional imputa a Luis Castilla por haber presionado presuntamente a un ingeniero de la empresa pública junto al ‘capo’ de la trama, Arcadio Mateo

3 min

El caso Acuamed, la trama de corrupción en el entorno de la empresa pública que investiga la Audiencia Nacional, ha salpicado a Aigües Ter Llobregat (ATLL), la empresa que está en el epicentro de la guerra del agua en Cataluña. Luis Castilla, presidente de ATLL Concesionaria de la Generalitat de Catalunya y consejero delegado de Acciona Infraestructuras, ha sido señalado en la declaración del presunto capo de la trama, Arcadio Mateo, en su comparecencia ante el juez Eloy Velasco.

Castilla es uno más de los investigados (la antigua figura del imputado) en el caso. El magistrado le acusa de “no dudar en presionar a los órganos directivos de Acuamed en la tramitación de sus presupuestos de liquidación, presentándolos a sabiendas de las falsas mediciones que soportan los escritos presentados en la desalinizadora de Torrevieja”, uno de los proyectos de Acciona que presuntamente estuvo afectado por la trama corrupta.

Derecho a no declarar

Castilla se acogió a su derecho de no declarar, igual que hizo Mateo. Pero eso no impidió que el juez Velasco les sometiera a un duro interrogatorio, según publica El Confidencial.

La actuación corrupta a la que hace referencia el magistrado tiene su origen en febrero de 2014, cuando se celebró una “jornada del agua en el Hotel Intercontinental”. Mateo, junto al exministro de Agricultura y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, actual eurodiputado del PP y “el señor Luis Castilla, de Acciona, coaccionó” a un ingeniero de Acuamed, Valiente, “diciéndole que firme la liquidación”.

Actuaciones corruptas

El ingeniero acabó despedido y llevó el caso a la Fiscalía Anticorrupción. Para el magistrado, ésta es una muestra más de que el exdirector de Acuamed destituía sin miramientos a quienes le hacían frente. “En el año y cuarto que le hemos investigado, ha despedido usted y ha removido a tanta gente que no sé si es normal en una empresa privada, pero desde luego no parece propio de una empresa pública”, indicó el magistrado.

El juez también le recordó que habían encontrado billetes de 500 euros en sobres que no justificó y que una empresa privada le pagó un viaje a Turquía y también implantes de pelo. Mateo sigue en prisión provisional al no poder hacer frente a la fianza.