Menú Buscar
Gareth Bale, con Gales, en un partido clasificatorio para la Euro 2016.

El ‘Brexit’ pone el deporte patas arriba

Jugadores extracomunitarios y fichajes muy baratos de la Premier League para el resto de Europa son algunas consecuencias

Redacción
4 min

La histórica decisión del pueblo británico de salir de la Unión Europea afecta principalmente a los mercados, pero también al mundo del deporte, otro de los sectores que más dinero mueven. El Brexit, inicialmente, convierte en extracomunitarios a futbolistas que ahora no lo son, con el agravante de que la normativa española actual solo permite la inscripción de tres jugadores con nacionalidad de fuera del Viejo Continente. Los clubes de Europa, por otra parte, podrán comprar deportistas de la Premier League a buen precio dado el desplome de la libra.

Los medios nacionales exponen el caso de Gareth Bale para explicar la situación. El futbolista galés pasará a ser extracomunitario cuando la desconexión de Reino Unido sea efectiva, no antes de dos años. El Real Madrid cubre hoy el cupo de extranjeros con Casemiro, James y Danilo, así que debería desprenderse de alguno de ellos para mantener al Expreso de Cardiff en sus filas. Como decimos es solo un ejemplo, ya que el jugador tiene dos años para obtener la doble nacionalidad, pero muestra con claridad las consecuencias que puede tener el Brexit para el deporte.

Sin afectación en competiciones europeas

La Champions y la Europa League, las dos competiciones de clubes de la UEFA, no pondrán ningún problema para que los equipos británicos sigan participando en ellas. El único requisito del organismo es que los futbolistas estén correctamente inscritos en las federaciones pertinentes, y aquí radica otro de los problemas si las Premier (inglesa y escocesa) mantiene la normativa actual.

Los jugadores extranjeros de las Premier deben cumplir ciertos requisitos, y dos tercios de los 161 jugadores comunitarios actuales los incumplirían. El permiso de trabajo de los deportistas en las islas está relacionado con los partidos disputados por el jugador en su selección en dos años, así como el porcentaje de minutos va en relación a la posición del combinado nacional en el ranking FIFA: cuanto más alta es la clasificación, menor es la exigencia. En cualquier caso, las consecuencias no tendrían carácter retroactivo.

En relación a la próxima edición de la Eurocopa (2020), cuando el Brexit ya será una realidad, la UEFA deberá tomar una determinación, aunque es posible que acepte la participación de ingleses, escoceses, irlandeses, norirlandeses y galeses.

Mercado de fichajes

Más consecuencias. El desplome de la libra por el resultado del referéndum deja en clara posición de fuerza al euro. Por lo tanto, los fichajes de jugadores de Reino Unido serán más baratos hasta la estabilización de la situación. Y al contrario, los medios británicos ya vaticinan el incremento del coste de las contrataciones que sus equipos hagan del resto del mundo.

Todo ello en relación a los mayores de edad. Porque en el caso de los menores, también cambiará todo. La FIFA prohíbe las incorporaciones de jóvenes (mayores de 16 años) extracomunitarios.

Hora de negociar

Los análisis, por otra parte, se centran hasta ahora en el fútbol, el deporte más importante en las islas, aunque es extensible a otras modalidades.

Ahora es cuestión de que todos los organismos británicos y europeos se sienten a negociar las normativas futuras. Son especulaciones relativamente probables, aunque los expertos advierten de que todo dependerá de las condiciones que negocien Reino Unido y Europa para la desconexión.