Menú Buscar
El jefe del gabinete de Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Ramon Rovira (i), y el presidente, Miquel Valls (d).

El ‘Brexit’ frenará el crecimiento de la economía catalana en 2017

El aumento del consumo privado ha impulsado unos resultados más positivos de lo esperado en la primera mitad del año

Margalida Vidal
4 min

La Cámara de Comercio de Barcelona ha revisado dos décimas a la baja las previsiones de crecimiento de la economía catalana durante 2017. El Brexit y la inestabilidad internacional que se espera que conlleve, son las razones de este cambio de las expectativas, que ya apuntaban a una desaceleración.

En 2015, el PIB en Cataluña creció el 3,4%. El pronóstico para este año era de un aumento del 2,9%, aunque las estimaciones de la Cámara dicen ahora que será del 3,1%. En cambio, las proyeciones para 2017 ya apuntaban una rebaja de la tendencia hasta el 2,6%.

El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, ha explicado este martes en rueda de prensa de que la revisión de los datos por el efecto Brexit reduce ahora el crecimiento del PIB catalán en 2017 hasta el 2,4%. El BBVA publicó un informe la semana pasada que valoraba este impacto en cuatro décimas.

“Depende de las negociaciones”

La magnitud del impacto del Brexit en la economía catalana “dependerá del curso de las negociaciones, que tienen que centrarse en preservar al máximo el comercio”, según Valls. A corto plazo, éste será el sector más afectado, con un descenso previsto de las exportaciones al Reino Unido, que actualmente es el quinto mercado más importante en Cataluña.

Las inversiones y el turismo también sufrirán las consecuencias del resultado del referéndum británico. En los últimos dos años, la compra del TSB por parte del Banco Sabadell ha disparado las inversiones catalanas en el país, que han pasado de significar menos del 2% del total en 2013, al 56,5% el año pasado. Por otra parte, el turismo británico en Cataluña también había crecido notablemente (el 46%). La Cámara estima que la depreciación de la libra afectará especialmente a este sector.

Impulso del consumo privado

El contrapunto a esta tendencia a la baja de la economía catalana es el balance de la primera mitad del año, por encima de las expectativas. El aumento del consumo privado ha liderado esta mejora de la coyuntura económica. Destaca la matriculación de coches, que ha experimentado un incremento del 13,2%. El sector servicios es el más dinámico, mientras que el crecimiento de la industria se ha estabilizado y la construcción se debilita, sobre todo por el descenso de las obras públicas.

Es precisamente el sector servicios el que más puestos de trabajo ha creado, responsable del 82% de los nuevos empleos del segundo trimestre del año. Pese a la desaceleración general prevista para los próximos meses, y, en especial, para 2017, la Cámara pronostica que la creación de puestos de trabajo continuará al alza, con un incremento del 2,3% el año que viene.

Nuevo Gobierno

Miquel Valls se ha dirigido a la clase política española al avisar de la necesidad de crear un nuevo Gobierno lo antes posible. “Unas nuevas elecciones o la formación de un Ejecutivo débil tendrán consecuencias muy negativas sobre la economía”, ha asegurado.

Según el presidente de la Cámara, las políticas económicas del nuevo equipo de gobierno tiene que centrarse en el crecimiento empresarial, la internacionalización y la innovación.