Menú Buscar
Jose Manuel Entrecanales, presidente de Acciona en una imagen de archivo / EFE

El beneficio de Acciona se desploma un 37% en el ejercicio 2017

El Tribunal Supremo acaba de propinar un varapalo a la compañía de la familia madrileña Entrecanales por el caso de las aguas catalanas ATLL

Gonzalo Baratech / Cristina Farrés
6 min

Acciona ha presentado unos resultados desfavorables en 2017. El beneficio del conglomerado cae un 37% y pasa de 351 a 220 millones.

El retroceso se achaca a la bajada del negocio eólico en España, pues el 84% de sus activos están relacionados con las energías limpias. Uno de cada cinco euros del superávit procede de la gestora de fondos de inversión Bestinver.

La flexión de las ganancias contrasta con la evolución de las ventas, que experimentan un fuerte impulso y suben de 5.977 a 7.253 millones.

Tres fuentes de negocio

El grueso de las actividades de Acciona corresponde a tres negocios. Uno es la energía, que incluye plantas de generación renovable. Otro reside en las infraestructuras, la construcción, las concesiones, el agua, la recogida y tratamiento de residuos y los servicios aeroportuarios y logísticos. El tercer pilar es un cajón de sastre que abarca Transmediterránea, la gestora de fondos Bestinver y las bodegas de vinos.

La división de energía, la principal de todas, declara un retroceso de sus ingresos cifrado en el 3,3%, debido a la bajada de la producción en el exterior.

La rúbrica de las infraestructuras es la que registró un mejor comportamiento, con un aumento de su giro de casi el 37%, aupado por la puesta en marcha de varios proyectos adjudicados en el extranjero.

Activos de 17.147 millones

La deuda financiera neta alcanza los 5.224 millones, frente a unos fondos propios de 4.133 millones. Esta enorme masa de pasivos se va a reducir de forma inmediata, porque ayer mismo la compañía anunció el traspaso de cinco plantas termosolares a Contour Global por 1.039 millones, que le permitirán recortar la deuda en 760 millones.

El balance de Acciona alberga unos activos totales de 17.147 millones. Estos van a sufrir en el presente año una notable amputación. El motivo de tal merma es una reciente sentencia del Tribunal Supremo que declara nula la concesión de la empresa Aigües Ter Llobregat (ATLL) por parte de la Generalitat catalana, por haber vulnerado la legislación vigente. En consecuencia, ATLL ha de volver al regazo público y la Generalitat tiene que indemnizar al coloso madrileño.

La pérdida de ATLL supone que los activos consolidados de Grupo Acciona adelgazan en más de 1.167 millones y la cifra de negocio, en  148 millones.

Segundo litigio por ATLL

Más allá del apunte económico que se habrá de incluir en las cuentas del primer trimestre corriente, el sector (e incluso algunas voces de la Generalitat) da por sentado que la multinacional emprenderá un nuevo pleito para lograr un hipotético resarcimiento. La familia Entrecanales, dueña de la compañía, ha especulado en el pasado con la posible reclamación por daños y perjuicios derivados del contrato de ATLL, fijado inicialmente a 50 años vista.

Fuentes jurídicas consideran muy complejo que el grupo resulte vencedor en esta nueva pugna en los tribunales. Recuerdan que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña declaró nulo, por estar viciado de raíz, todo el concurso público de Artur Mas y Andreu Mas-Colell, en una resolución avalada plenamente, hace muy pocos días, por el Tribunal Supremo. Todo ello hará, por tanto, muy difícil que se tenga en cuenta esta última reclamación.

Las mismas fuentes sostienen que la posible ofensiva judicial que pueda desencadenar ahora Acciona acabará de la misma forma que el largo pleito de ATLL.  

Comunicado a la CNMV

Los portavoces de Acciona se han limitado a acogerse al último comunicado que la firma cotizada envió a la CNMV sobre la guerra del agua en Cataluña. Un documento en el que pedían tiempo a los inversores hasta que el Supremo publicase las dos resoluciones que tiene pendientes sobre ATLL, las que contestan a los recursos interpuestos por la compañía y la operadora de agua catalana que litiga contra Acciona.

No se esperan cambios destacables en este sentido, pero se cumple con una formalidad y se evita una reacción en caliente contra la Generalitat. Más, después de que haya sido confirmada como gestora temporal de ATLL hasta que el próximo Gobierno catalán decida cómo piensa ejecutar la sentencia del Supremo.

Se da por sentado que la compañía volverá de nuevo al grupo de empresas de titularidad pública. Con todo, los enredos políticos en la comunidad abren nuevas incertidumbres, que pueden durar todavía varios meses hasta la resolución definitiva del conflicto.

La división de agua se desploma

Por ello, Acciona dispone de algo más de tiempo. Ahora habrá de definir su nueva estrategia, verificar los próximos pasos a dar y afrontar la salida de su balance de unos activos de 1.167 millones, 148 millones de facturación y 15 millones de beneficio que le reporta ATLL.

Por ahora, lo único claro es que la división de agua dejará de ser una de las gallinas de los huevos de oro para las declinantes cuentas de Acciona.