Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola.

El Banco Sabadell trata de desvincularse del 'caso Ausbanc'

Dos altos cargos de la entidad denunciaron la presunta extorsión, pero su consejero delegado insiste en que es un asunto "exógeno"

Redacción
3 min

El Banco Sabadell trata de desvincularse del escándalo Ausbanc y Manos Limpias, pese a que fue el jefe de sus servicios jurídicos, Gonzalo Barettino, y el secretario de su consejo de administración, Miquel Roca, quienes denunciaron a ambas organizaciones ante la fiscalía y ante la UDEF.

Jaume Guardiola, consejero delegado del banco, no ha podido evitar un alud de preguntas de los medios de comunicación en la presentación de los resultados del primer trimestre sobre las relaciones entre el Sabadell y Ausbanc.

"Sin opinión"

“No tengo ninguna opinión sobre el asunto. Solo poníamos publicidad en su publicación, según los criterios objetivos que se suelen utilizar en estos casos. Es cierto que a veces nos encontrábamos a su filial jurídica defendiendo a alguno de nuestros clientes”, ha dicho Guardiola para responder a la primera cuestión.

No ha querido explicar por qué el banco no denunció antes las prácticas de Ausbanc, remitiéndose al contenido del auto del juez. “Se trata de un caso exógeno al banco” ha reiterado para subrayar la comprometida situación en que se encuentra la entidad, que aparentemente se vio implicada en la denuncia por una carambola: la asociación de consumidores habría querido obtener dinero de la defensa de la infanta Cristina y lo reclamó a través de un abogado del banco.

Comisiones congeladas

Por lo que se refiere a la actividad financiera, Guardiola ha explicado que los ingresos por comisiones prácticamente se han congelado (0,4%) en el primer trimestre del año debido a la pérdida de valor del patrimonio de los planes de pensiones y fondos de inversión, un efecto directo de las turbulencias que han provocado caídas en las bolsas.

Tal como ha reclamado la patronal bancaria española, el camino de los bancos para equilibrar el estrechamiento de los márgenes es el de las comisiones. “La caída de los tipos hace más explícito el escenario del coste de los servicios”, dice Guardiola, aunque el Sabadell considera que no se pueden establecer normas generales, sino que cada banco debe aplicarlos en función de la vinculación con cada cliente.

Aunque la perspectiva a medio plazo es de tipos muy bajos, otros elementos del negocio tienden a mejorar. Es lo que ocurre con el inmobiliario, que mejora de forma clara y que está permitiendo “evacuar” activos que hubo que incorporar durante la crisis.