Menú Buscar
Dos vecinas en el barrio de Barceloneta, donde la presión de la inversión es 83% / CG

El 83% de los pisos que se compran en el centro de Barcelona son para alquilar

Los expertos alertan de la "presión" de la inversión especulativa en la capital catalana, que está 16 puntos por encima de la media española

06.09.2016 12:35 h.
4 min

La compras de pisos para destinarlos al alquiler alcanza el 83% de las transacciones en algunos barrios del centro de Barcelona. Los expertos alertan de que las operaciones especulativas alcanzan el 40% del total en la Ciudad Condal, 16 puntos por encima de la media nacional. Ello, agregan, distorsiona el precio de la vivienda usada, tanto en el mercado de la compra-venta como en el del alquiler.

La cifras se detallan en el XXXIII Informe sobre el Mercado de la Vivienda, presentado el martes por Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra (UPF). El trabajo arroja luz sobre el mercado inmobiliario en Barcelona.

"La vivienda se ha convertido en un valor refugio para el pequeño inversor, sea nacional o extranjero", ha explicado José García Montalvo, catedrático de Economía de la UPF y coordinador de la investigación.

A la caza de pisos

Según el documento, la compra para alquilar copa cuatro de cada diez transacciones en Barcelona, por cerca del 26% en el resto de España. De todos los inversores de este segmento, el 40% son extranjeros.

La situación se acentúa en barrios como la Barceloneta, donde casi la mitad de los compradores de pisos son extranjeros.

Globalmente, los inversores internacionales muestran un interés por cuatro zonas: Centro-Gótico-Barceloneta, Eixample, Poble Sec y Gràcia.

Alquiler

La demanda de vivienda hinchada en Barcelona tiene un efecto sobre el precio. "Están creciendo por encima de la media, y, aunque tenemos datos en bruto, creemos que los alquileres oscilan en la misma medida", ha indicado Lázaro Cubero, director del Departamento de Análisis de Tecnocasa.

En este sentido, el intermediario inmobiliario ha avisado de que los inversores seguirán tras los pisos en Barcelona mientras se mantenga la rentabilidad. "En este momento, un piso alquilado renta al 5-6% anual. Pero si sigue subiendo el precio de los pisos, acabará disminuyendo y podría terminar por expulsar a los inversores", ha agregado.

Tres factores

Según el directivo, hay tres factores que presionan sobre el precio del alquiler en la capital catalana: "Hay gente que se fue de Barcelona y está volviendo tras el ajuste de los precios. El efecto de los pisos turísticos y la poca oferta existente. Y la demanda de los estudiantes nacionales e internacionales".

Ante esta situación, los expertos instan a ajustar la oferta,  no a regular los precios. "Es preciso aumentar el parque de viviendas en alquiler. Si no, aflorará el mercado negro", ha alertado García Montalvo.

Precios al alza

En este escenario, el precio de la vivienda creció un 7,9% en el primer semestre de 2016. Con respecto a los visados de pisos, hipotecas y número de compras, el crecimiento es de doble dígito.

"Son cifras altas, sí, pero venimos de un ajuste del precio del 52% desde 2006. El mercado está en recuperación", ha concluido el catedrático.