Menú Buscar
Contrapicado de un edificio de oficinas / CG

Los ejecutivos extranjeros congelan sus planes de traslado a Barcelona

Las firmas de atracción de talento y compañías admiten "parálisis, preocupación e incluso pánico" entre los directivos

4 min

Atracción de directivos a Cataluña: todo parado. Así lo ven al menos cuatro firmas de seducción de ejecutivos y firmas, que analizan la tensión política catalana en cuatro gamas: de la mera preocupación al stand-by hasta que se aclare si el Gobierno catalán declara la independencia unilateral.

Una de ellas, Relocate Consulting 2000, admite "consultas de familias de directivos" preocupados por la situación de los profesionales en la región tras el 1-O y el cambio de domicilio social de Caixabank, Banco Sabadell, Gas Natural Fenosa, Catalana Occidente y Mediolanum, entre otras.

"Llevamos 17 años en la ciudad y tenemos 30 cuentas con grandes corporaciones. La preocupación del talento internacional que está aquí es evidente. La situación de las inversiones futuras está parada en función de lo que ocurra en los próximos días", explica Connie Rön, directora general de la empresa.

Un "golpe" a la economía

Mimoum, un despacho barcelonés que gestiona el traslado de directivos de puerta a puerta, hace un análisis similar.

"Llevamos una semana de incertidumbre absoluta. Es pronto para hacer un recuento del daño producido, pero es evidente que la conflictividad en Cataluña es un golpe para la llegada de directivos y empresas", han explicado.

Negro sobre blanco, "la incertidumbre en la cuestión territorial lleva sobrevolando Cataluña desde hace años. Pero en los últimos días las dudas se han intensificado. La cobertura de la prensa internacional ha sido definitiva", ha agregado una portavoz.

La "seguridad" lo es todo

Otra voz que puede arrojar luz al escenario actual en la región es la empresa de atracción de mercantiles más veterana de Barcelona.

Olympia Advisors, creada en ocasión de los Juegos Olímpicos de 1992, admite "mucha preocupación por la seguridad en la región".

Una profesional de la consultoría gestionará los traslados que tiene pactados, pero invita a esperar a la próxima semana para ver qué sucederá. "Si la situación se deteriora con una declaración de independencia, se informará a los clientes para que ellos decidan qué decisiones tomar. La seguridad lo es todo".

"Las europeas están aterradas"

La última voz cualificada es la consejera delegada de una firma que trabaja con empresas de la Unión Europea. Prefiere no dar su nombre, aunque sí su opinión. "El pánico se concentra en las empresas comunitarias. No saben si sus directivos en Barcelona estarán seguros", ha razonado.

"Hay tres tipos de casos. Uno, las empresas que ya están aquí. Dos, las que tenían cerradas inversiones en el territorio. Y tres, las que pensaban en Barcelona para montar operativa. Las últimas, si el pseudorreferéndum se implementa y se declara la independencia, se irán a Róterdam, Ámsterdam o cualquier otra capital rival", ha advertido.

"Barcelona tenía mucho atractivo entre los directivos internacionales para vivir. Ahora albergan dudas. Ello puede convertirse en rechazo abierto si la efervescencia política sube aún más: la imagen en el exterior lo es todo para atraer talento e inversiones", ha remachado.