Menú Buscar
Trabajadores de eDreams en las oficinas de la empresa / EP

eDreams pacta una exención de pagos bancarios por el impacto económico del Covid-19

La agencia revela que en marzo las reservas han caído un 70% respecto a febrero con un impacto en el cierre fiscal

3 min

La empresa de viajes eDreams ha pactado una exención de compromisos bancarios para todo su año fiscal 2021 de la línea de crédito Super Senior Revolving Credit Facility que tiene contratada con la banca. Una medida que ha revelado junto con los datos de la reservas de marzo que han caído un 70% respecto al mes anterior.

La agencia subraya que el acuerdo alcanzado con sus acreedores implica el pago de intereses de esa línea de crédito, y que la deuda sénior de 2023 continuará pagándose.

Cierre fiscal

La compañía asevera que un "sólido" modelo de negocio y recuerda que las reservas en diciembre de 2019 aumentaron un 11% interanual y continuaron creciendo "significativamente" en enero y principios de febrero de 2020, justo antes de que se iniciara la crisis del Covid-19.

Aun así, y tal y como ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores espera una disminución del 3 % de las reservas en el cierre del año fiscal, que lo realiza en marzo de 2020. Una caída que aseguran es “poco significativa” en el de las reservas en el cómputo global.

Costes

eDreams precisa que ha llevado a cabo un ahorro del 23% en los costes fijos del tercer trimestre de ese año fiscal por el recorte de sus necesidades de efectivo en 28 millones de euros. Una cifra que alcanza el 25% si se computan también las inversiones.

La agencia subraya que, pese todo, su negocio es "resistente", con un 80% de costes variables y una cartera de productos, escala y geografía "bien diversificadas".

Despidos

La empresa también presentó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afecta a un máximo de 985 trabajadores en España, el 90% de su plantilla de todo el mundo. Esto ha supuesto una reducción de nómina del 20 %.

Pese a todo, el grupo defiende que mantiene “unas cuentas financieras sólidas, con una posición de liquidez a finales de marzo de 140 millones de euros”, lo que esperan que le de “una situación de fortaleza una vez se reanude la actividad normal".