Menú Buscar
Imagen del edificio Planeta, el grupo multimedia que controla Edicions 62 / CG

Edicions 62 convoca a sus accionistas para ‘limpiar’ las pérdidas

La participada de Grupo Planeta arrastra desde hace años números negativos que se enjugarán mediante una reducción de capital

17.05.2019 00:00 h.
4 min

Edicions 62 ha convocado a los accionistas del grupo el próximo 21 de junio para que den el visto bueno a una operación en la que se reconocerán las pérdidas que ha amasado en los últimos años. La crisis y la irrupción de nuevos formatos de lectura han lastrado la actividad de la compañía hasta plantear una reducción del capital social en la que quede reflejada su nueva situación patrimonial.

Los portavoces del grupo que publicó el Mecanoscrito del segundo origen de Manuel de Pedrolo, uno de sus títulos más populares, han declinado comentar las cifras exactas hasta que no se sometan a la valoración de los accionistas. El orden del día que se ha comunicado incluye un primer encuentro en el que se deberá dar el visto bueno a las cuentas del ejercicio 2018, que han sido auditadas por KPMG, al que seguirá la reunión extraordinaria. Será allí donde se ataje la compensación de los quebrantos que se acumulan en el balance de actividad del grupo.

Reducción del valor de las acciones

Se prepara una reducción del valor nominal de las acciones de la empresa editora, y está en ciernes una ampliación de capital posterior que buscaría inyectar fondos frescos y sanear las cuentas, indican fuentes cercanas a la compañía. El último refuerzo de los fondos que se ejecutó fue el pasado noviembre, pero fue fruto de una reestructuración societaria y no de una aportación de numerario de los accionistas. Edicions 62 SA absorbió una filial del mismo nombre pero que operaba como una SL.  

Se dio un primer paso en la simplificación de la estructura empresarial que ahora se quiere completar reforzando los fondos propios. Para ello, deberán rascarse el bolsillo tanto el Grupo Planeta como la Fundación Enciclopèdia Catalana. Ambos entraron en la sociedad en 2006 y facilitaron que Caixabank dejara de tener la mayoría de las acciones de la editorial, que había adquirido en los años anteriores para evitar su quiebra.

Planeta, accionista mayoritario

El grupo de comunicación dirigido por José Creuheras elevó su participación inicial hasta el 64% actual en 2013, cuando se quedó el 30% que aún estaba en propiedad de la entidad financiera. El resto de los títulos están en manos del grupo cultural que dirige Xavier Cambra, uno de los consejeros del Edicions 62.

Ese ejercicio fue el penúltimo en que la editora presentó las cuentas consolidadas ante el Registro Mercantil. Facturó 7,4 millones de euros y perdió 1,7 millones. Un año después, los números rojos alcanzaron los 2,68 millones al caer los ingresos hasta los 5,8 millones. El rojo se ha mantenido en las cuentas de la sociedad en los cinco ejercicios posteriores. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información