Menú Buscar
Mujer con mascarilla y coronavirus / PIXABAY

La economía mundial afronta grandes retos este año

Un póker de cuatro causas pueden afectar gravemente al desarrollo económico mundial si no se actúa con eficacia

4 min

Apenas hemos estrenado 2020 y la economía mundial se enfrenta ya a numerosos desafíos en diversos frentes. De momento, los mercados internacionales parecen indiferentes ante los problemas que se van amontonando a escala mundial. ¿Pero hasta cuándo seguirán ignorando los problemas más acuciantes? ¿Sorprenderán en esta ocasión los mercados con una resiliencia nunca vista hasta la fecha?

Las elecciones estadounidenses arrojan incertidumbre sobre los mercados

Pocas elecciones en Estados Unidos tienen el potencial de cambiar el ritmo del país como las que se celebrarán en noviembre de este año. Que los republicanos mantengan su poder o que los demócratas se lo arrebaten se dejará sentir muy probablemente en los mercados nacionales e internacionales. Si miramos a Wall Street hoy, veremos que de momento las aguas están calmadas, pero todo apunta a que el escenario irá agitándose a medida que se acerque la fecha de los comicios. Por ejemplo, si Bernie Sanders consigue ganar las primarias y arrebatarle la Casa Blanca a Donald Trump, el giro en política económica sería de 180 grados (probablemente se acabaría la guerra comercial con China y la política económica se escoraría con fuerza hacia la izquierda). Un escenario así se dejaría sentir inevitablemente en los mercados.

La inesperada crisis del coronavirus está lastrando la economía mundial

Y hablando de China, la actual situación ante la rápida propagación del coronavirus por su territorio está obligando a interrumpir importantes cadenas de suministro que abastecen las necesidades del comercio mundial. Algunos medios ya se refieren a esta crisis como el Chernóbil de China. Parece que razón no les falta: el número de infectados se disparó tras el cambio en el criterio de diagnóstico y cada vez son más los núcleos urbanos que permanecen cerrados bajo estrictas cuarentenas. Los mercados financieros mundiales parecen de momento ya afectados por esta crisis, pero todo hace prever que nuevas ondas expansivas terminarán por llegar tarde o temprano.

Europa se desliza hacia un escenario de estancamiento financiero

Todavía recuperándose del divorcio traumático del Reino Unido, la Unión Europea se enfrenta a nuevos desafíos que afectan al progreso económico de la eurozona. El más preocupante quizá es la debilidad actual de Alemania, que acusa una fuerte desaceleración en su economía, considerada como la locomotora de Europa. Los nubarrones se vuelven también más oscuros si a la situación alemana le sumamos la incertidumbre económica que los países del sur, como el nuestro, están experimentando. Por ejemplo, el BCE ya avisó el año pasado de que la desaceleración será peor de lo previsto. Todos estos factores contribuyen a crear un escenario de desaceleración en Europa que, si no se ataja con celeridad, puede terminar afectando negativamente a los mercados.

Billetes de euro / PIXABAY
Billetes de euro / PIXABAY

La consumación del divorcio del Brexit, la desaceleración industrial europea, el parón de la locomotora china por la epidemia del coronavirus o la incertidumbre ante las elecciones estadounidenses son factores que hacen prever un 2020 turbulento. Los próximos meses decisivos para ir viendo hasta qué punto los mercados sufren episodios más o menos continuados de volatilidad. ¿Serán suficientes para desencadenar una nueva recesión mundial o todo quedará en un susto?

--

Contenido especial