Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Giró, consejero de Economía / EP

La economía catalana creció un 5,9% en 2021, sin alcanzar el PIB prepandemia

La industria de la automoción y las empresas turísticas están todavía lejos de alcanzar los niveles de actividad de 2019

4 min

Cataluña ha cerrado 2021 con un crecimiento económico del 5,9%, un dato insuficiente para alcanzar los niveles de actividad previos a la pandemia. La crisis provocada por la pandemia llevó a una caída del PIB del 11,5% en 2020, por lo que el crecimiento anual del 2021 no permite aún recuperar el nivel anterior a la irrupción del coronavirus.

Sin embargo, el crecimiento de Cataluña se sitúa por encima de la media española del 5%, según la estimación del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat). Este comportamiento, avanzado este viernes por la Consejería de Economía, sitúa la economía catalana nueve décimas por encima de la estimación del PIB para toda España y siete décimas por encima del dato avanzado para la UE (5,2%).

Recuperación acelerada

En un comunicado, la consejería que dirige Jaume Giró ha destacado que en el cuarto trimestre de 2021 la actividad se aceleró con un tasa interanual del 6,9%, más intensa también que la del conjunto de España (5,2%). "Cataluña está en el camino de la recuperación", ha subrayado Giró, que ha agradecido el esfuerzo y la confianza que ha asegurado que han tenido empresarios, trabajadores, autónomos, comerciantes y población en general.

Además, ha señalado que la economía catalana avanza a buen ritmo y con bases de crecimiento sólidas, tanto en el plano industrial como en el de servicios: "Estamos en el camino para que 2022 sea un buen año para todos". La recuperación ha sido especialmente relevante en el sector de los servicios (6,3%), después de un 2020 marcado por las restricciones, y en la industria (5,6%), mientras que la construcción avanza un 1,8% y la agricultura lo hace un 1,5%.

Crecimiento industrial

En la industria, todos los subsectores crecen, excepto la fabricación de vehículos de motor, la única de las principales actividades que no ha recuperado los niveles del período previo a la pandemia debido especialmente a la crisis de suministros. Las restricciones en la movilidad han llevado a la hostelería, el transporte aéreo y las agencias de viajes a continuar aún lejos de los niveles de 2019, pese a haber aumentado mucho su facturación.

En el último trimestre del año, el sector servicios es el que ha liderado el aumento de la economía, con un 8,8% interanual. Esto ha permitido que la variación interanual del último tramo del año haya sido de un 6,9%, lo que supone un impulso destacado tras un tercer trimestre más moderado (4%).

Reactivación "desigual"

Por sectores, la industria crece en tasa interanual un 2,5%, un total de 8 décimas menos que el anterior, con una contribución más importante de la química y la metalúrgica, mientras que la fabricación de vehículos mantuvo una actividad más moderada debido a la crisis de suministros. El sector de la construcción también mejora y crece en tasa interanual un 7,8% y la agricultura cae ligeramente, el -0,4%.

La recuperación de la economía catalana en 2021 "ha sido desigual", ha explicado el Govern en su comunicado, ya que se ha visto condicionada por factores como el incremento de los precios de la energía o los problemas en las cadenas de suministros.