Menú Buscar
Una representación de bitcoins, la criptomoneda más conocida de la que han alertado el Banco de España y la CNMV / EP

El Banco de España y la CNMV advierten de los peligros de invertir en criptomonedas

Alertan a los particulares que sumarse a la ‘moda’ de este tipo de emisiones tiene un “alto riesgo de pérdida o de fraude”

4 min

El Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) han emitido este jueves un comunicado conjunto en el que alertan del peligro de un de las nuevas modas entre las inversores, apostar por criptomonedas. Advierten del “alto riesgo de pérdida o fraude” que existe al comprar security tokens o utility tokens, que ofrecen, respectivamente, participaciones en futuros negocios o que dan derecho a acceder a un servicio o a recibir un producto --este último caso sería la emisión que prepara Nostrum--.

Ambos reguladores dejan claro que hasta la fecha ninguna emisión en criptomoneda o en ICO, su equivalente en inglés, ha sido “registrada, autorizada o verificada por ningún organismo supervisor en España”. Hecho que implica que los inversores que opten por estos productos no podrán beneficiarse de ninguna de las “garantías o protecciones previstas en la normativa relativa a productos bancarios o inversión”.

Falta de cobertura

De hecho, ni siquiera están regulados a nivel de la Unión Europea, “siendo especialmente vulnerables al fraude, a la manipulación de precios o a otras actividades ilícitas”, advierte. No están cubiertos por los fondos de garantías que aseguran importes de hasta 100.000 euros.

También señalan los problemas del “carácter transfronterizo” de este nuevo fenómeno financiero. Es decir, que como las emisiones no tienen lugar desde España por la falta de regulación al respecto, las resoluciones de conflictos judiciales derivadas de las adquisiciones “quedan fuera del ámbito competencial de las autoridades españolas”. Está sujeta al marco normativo del país al que se ha referenciado la operación, plazas como Suiza, Singapur o Japón, por ejemplo.

Especulación del valor

Al ser una moneda cuyo valor lo marca la especulación que se genera en su entorno (la revalorización esperada por los inversores que dispara la demanda), no cuenta con un “valor intrínseco”. Además, tal y como apuntan la CNMV y el Banco de España, dependen de “tecnologías poco consolidadas” que podrían derivar en “fallos operativos y amenazas cibernéticas”. Algo que ya se ha vivido en el caso de los bitcoins.

Recuerdan que muchas emisiones se plantean como una búsqueda de capital en etapas muy iniciales de proyectos empresariales, una alternativa al crowdfunding, rondas de capitalización más conocidas por el público en general. Por lo que se debe tener en cuenta que existe una alta probabilidad de este tipo de negocios.

Valorar la información

Por todo ello, los reguladores manifiestan que resulta “esencial” que antes de comprar estos activos digitales o en productos relacionados con ellos se consideren todos los riesgos. Recomiendan a los inversores potenciales, especialmente los usuarios financieros minoristas, que valoren si tienen la información suficiente para “entender lo que se le está ofreciendo”.