Menú Buscar
Imagen de un almacén logístico de Amazon / CG

El 'e-commerce' catalán capta 600.000 metros más de espacio logístico

El sector del comercio electrónico aumenta el tamaño de las plataformas para organizar el reparto al consumidor un 30% respecto a 2017

17.12.2018 07:55 h. Actualizado: 17.12.2018 07:59 h.
4 min

El e-commerce captará este año 600.000 metros más de superficie logística, siendo el motor del sector. El crecimiento de la necesidad de espacio de gigantes como Amazon o Vente Privee, amén de enseñas de gran distribución como Mercadona o Caprabo, que han potenciado sus ventas por internet, han conllevado un aumento de las operaciones inmobiliarias centradas en esta industria en Cataluña. Tanto es así que este año se prevé un aumento de superficie del 30% respecto a 2017.

Según ha avanzado Expansión con datos de Savills Aguirre Newman, el sector logístico fue uno de los segmentos más castigados durante la crisis económica, aunque actualmente vive un boom gracias al incremento de las operaciones de comercio electrónico, lo que redunda en una mayor necesidad de suelo. Globalmente, las grandes multinacionales calculan que han incorporado 600.000 metros cuadrados este año, un 30% más que el ejercicio anterior.

Plataformas

Algunos de los grandes nombres que han incorporado suelo logístico en Cataluña son la firma de paquetería UPS, que ha ampliado su operativa en España para estrenar un gran hub de cerca de 60.000 metros cuadrados en la ZAL, la zona logística del Puerto de Barcelona. En paralelo, las grandes marcas de e-commerce como Amazon o Vente Privee también han estrenado o ampliado instalaciones en el territorio, plantando la bandera de sus sedes en el sur de Europa.

magen de la llamada Colmena de Mercadona en Valencia para impulsar el comercio electrónico / Mercadona

Imagen de la llamada Colmena de Mercadona en Valencia para impulsar el comercio electrónico / Mercadona

En el terreno de la gran distribución, enseñas como Mercadona y Caprabo también han experimentado un crecimiento de necesidades del comercio electrónico y han adquirido suelo en la región. La cadena que comanda Juan Roig ha alquilado una nave de 10.500 metros cuadrados a Goodman en el polígono de la Zona Franca de Barcelona. Asimismo, ha comprado a Serhs terrenos de una extensión de 25.600 metros cuadrados en Ripollet (Vallès Occidental). Ambas operaciones, que se estrenarán entre 2020 y 2022, se enmarcan en el plan de colmenas para impulsar su brazo de comercio electrónico.

Crecimiento del 25% anual

Globalmente, el crecimiento del e-commerce en España se sitúa en una media del 25%, según la consultora Cushman & Wakefield. La misma firma cree que aumentará "la demanda de suelo para nuevos desarrollos" y que ello impulsará la "inversión y la ocupación". Así, la enseña espera que la inercia de los dos últimos ejercicios aguante en 2019 y 2020. La explicación a este crecimiento se explica por la aún escasa penetración del comercio electrónico en España, que alcanza un 5% de media frente al 8% a nivel europeo. En Reino Unido, por ejemplo, esta industria llega al 18% del total.

Este apetito creciente contrasta con una escasez de suelo para distribución en la conurbación de Barcelona. En la zona más deseada por las grandes multinacionales, la llamada zona prime, situada en el entorno de Barcelona, El Prat de Llobregat y L'Hospitalet, presenta una disposición de suelo "del 0%", según Savills Aguirre Newman. Esta falta de plazas para levantar plataformas de distribución ha encarecido los precios. El Observatorio de Logística elaborado por Cimalsa, Territori i Sostenibilitat y el Institut Cerdà calcula que el coste por metro cuadrado ha pasado de los 4,6 euros a los 5,3 euros a final de año. Estas tarifas están aún lejos del récord de 6,5 euros por metro cuadrado alcanzados en 2007, en plena burbuja inmobiliaria.