Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una de las frecuentes protestas de los jubilados españoles / EFE

Drástica reducción de los precios en diciembre

El IPC acaba el año en el 1,2% gracias a la caída del petróleo, mientras las pensiones suben en 2018 un 1,7%

3 min

Tras una caída de un punto en los dos últimos meses del año, el IPC cerró 2018 en el 1,2%. Ha quedado cinco décimas por debajo del de noviembre como consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes, sobre todo del gasóleo y la gasolina.

Pese a la tendencia descendente –en octubre se situó en el 2,3%--, la inflación ha acabado el año una décima por encima del 2017, cuando cerró en el 1,1%.

La inflación subyacente

Sin tener en cuenta los productos energéticos ni los alimentos frescos, de mayor volatilidad, la inflación subyacente acabó el año en el 0,9%, sin cambios con respecto a la tasa interanual registrada en noviembre y tan sólo una décima menos que la de octubre.

La contención de la inflación responde al comportamiento de los productos de transporte, que únicamente han subido el 0,2% interanual, más de tres puntos menos que en el mes anterior, consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes este mes.

El ocio se encarece

En el otro extremo, los productos relacionados con el ocio y la cultura son los que más se recuperaron en diciembre, porque pasaron de caer el 0,5% en noviembre al 0,1% en diciembre, debido a que los precios de los paquetes turísticos subieron este mes más de lo que lo hicieron en 2017.

Las pensiones se volvieron a relacionar en 2018 con la evolución del IPC, por lo que se actualizaron en un 1,6%. Dado que la inflación media entre noviembre de 2017 y noviembre de 2018 fue del 1,7%, los pensionistas recibirán una paguilla para compensar esa décima de diferencia, una cantidad que se consolidará en sus percepciones.

Para el año que acaba de comenzar también se aplica la misma medida: la evolución prevista del IPC, el 1,6%. En caso de que la inflación media de 2019 quede por debajo del 1,6% calculado, la Seguridad Social no retirará la diferencia de las prestaciones, que ganarán ese poder adquisitivo.

Destacadas en Business