Menú Buscar
El sector inmobiliario caerá un 25% por el coronavirus / EP

Don Piso prevé una caída del sector inmobiliario del 25% en 2020

La compañía prevé que la recuperación se iniciará a comienzos de 2021 y que la crisis tendrá un impacto muy moderado en el alquiler tradicional

5 min

El sector inmobiliario sufrirá una notable caída de ventas durante lo que resta del presente año como consecuencia de la crisis del coronavirus, aunque la recuperación será relativamente rápida, en forma de U. Son las conclusiones de un estudio que ha presentado este martes Don Piso y que también incluyen una caída media de precios de hasta un 10% al cierre del presente ejercicio.

La compañía estima que las ventas descenderán entre un 20% y un 25% a lo largo de 2020, que será capaz de absorber la práctica totalidad del impacto de la crisis. De acuerdo con el estudio, los inmuebles vendidos a lo largo del ejercicio se situarán entre 375.000 y 400.000, cifras que cotrastan con los 501.000 que se vendieron en 2019.

Capacidad productiva intacta

Don Piso prevé que la recuperación llegará a partir de 2021, de forma más moderada en los dos primeros trimestres y con mayor fuerza en el segundo semestre.

No obstante, el estudio demuestra que las características de la crisis provocada por el Covid-19 son diferentes de las de la anterior, en la que el sector inmobiliario fue especialmente golpeado. “El sector podrá salir de esta crisis con su capacidad productiva casi intacta, lo que ni mucho menos sucedió en la anterior, y eso es una ventaja”, ha apuntado Emiliano Bermúdez, subdirector general de Don Piso.

Recuperación a partir de 2021

En aquella oportunidad, los efectos de la recesión se extendieron durante varios ejercicios consecutivos, lo que provocó la destrucción de buena parte de su tejido. “La caída de 2020 será muy importante pero no tendrá continuidad; sin ir más lejos, en 2008 el sector cayó un 28% en términos interanuales, una cifra parecida a la que prevemos para este año; sin embargo, le siguió un descenso del 26% interanual en 2009”, recordó Bermúdez. Una circunstancia que no está prevista en este caso.

“La recuperación será en forma de U porque los índices van a requerir un poco de tiempo para recuperarse”; de ahí que hasta mediados de 2021 no se espera que el sector comience a repuntar a buen ritmo.

Fuerte contracción de la demanda

La caída vendrá fundamentalmente por la contracción de la demanda, con una drástica reducción por parte de los compradores extranjeros pero también de potenciales compradores a los que la crisis forzará a cambiar de opinión.

Por su parte, la reducción de la oferta será menor porque será compensada por factores como la venta de inmuebles destinados en principio al alquiler turístico y que, finalmente, serán vendidos. “No obstante, no será suficiente para compensar la caída de la demanda”, ha concluido Bermúdez.

Caida de precios

El efecto en los precios será de entre el 8% y el 10% de media en 2020, aunque Don Piso prevé que la caída pueda ser algo más pronunciada en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca o San Sebastián.

La compañía espera un impacto muy moderado en el ámbito del alquiler tradicional. En este caso, la oferta se incrementará porque, ante las dificultades que va a presentar el mercado, potenciales vendedores de viviendas optarán por el alquiler para darle una salida. Y del lado de la demanda, potenciales compradores van a tener que alquilar al no poder afrontar la transacción por los efectos de la crisos. “No esperamos una caída de precios pese a las tensiones que estábamos viendo en el mercado en los últimos trimestres”.

En cuanto al empleo, el efecto del Covid-19 dependerá de las ayudas que reciban empresas y familias por parte de la Administración. “Lo importante es que lleguen las ayudas; de lo contrario, la crisis será de insolvencia y entonces sí que se puede destruir empleo. Las familias deben salir a flote para que se mantenga el consumo. Si las familias salen de la crisis descapitalizadas, la recuperación va a ser más difícil”.