Menú Buscar
Entrada de uno de los supermercados de la cadena Dia / CG

Dia dobla sus números rojos y pierde 750 millones de euros en 2019

Las ventas de la compañía también fueron inferiores a las de 2018, aunque los directivos son optimistas

3 min

Dia sigue sin levantar cabeza. La cadena de supermercados ha presentado a cierre de mercado de este jueves sus resultados pertenecientes a 2019. La compañía ha obtenido pérdidas por valor de 750 millones de euros, el doble de lo que perdió el año pasado.

En un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Dia arguye que este aumento de pérdidas se debe a los efectos "excepcionales" registrados en el periodo en relación a las diferentes medidas implementadas para "asentar las bases" de la transformación de la compañía a largo plazo.

Caen las ventas

En cuanto a ventas, la cadena de distribución tampoco mejora los datos del año anterior y cayeron un 9,3%. Es decir, facturó un montante de 6.870 millones de euros.

Las ventas comparables disminuyeron un 7,6%, impulsadas por un -0,7% en el número de tickets y una reducción del 7% en la cesta media, lo que demuestra un alto grado de fidelidad de los clientes “a pesar del difícil contexto de la compañía”.

Por otra parte, Dia no creció en el volumen de ventas en ninguna región durante 2019. Brasil fue el país que más agravó su crisis con un recorte del 16%. En términos comparables la caída fue del 8,8%. En España los ingresos netos cayeron un 8,2% hasta 4.177,2 millones de euros.

A largo plazo

Durante la rueda de analistas, el presidente de Dia Supermercados, Stephan Ducharme, ha explicado que la compañía se centra en la sostenibilidad de sus tiendas en el largo plazo. 

Por su parte, Karl-Heinz Holland, CEO de la empresa, ha subrayado que “el camino de Dia pasa por la posesión de grandes profesionales, conocedores del mercado local, que le darán a la compañía un enfoque único”.

Aumento de deuda

Respecto a la deuda neta total de la compañía, la compañía la asciende hasta los 2.027 millones de euros. 705 millones de ellos pertenecen a los efectos de la norma contable sobre alquileres NIIF 16. Tras cerrrar el ejercicio, la cadena de supermercados tenía una liquidez de 420 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ajustado se situó en los 34,1 millones de euros frente a los 376,2 millones registrados en el ejercicio anterior.