Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de DKV Seguros / EUROPA PRESS

DKV alega que trató de “favorecer” a sus clientes en el caso abierto por la CNMC

La compañía de seguros reacciona con “estupefacción” al expediente por un presunto engaño a los autónomos

3 min

DKV Seguros ha reaccionado con “estupefacción y sorpresa” al expediente sancionador que ha incoado la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. El organismo anunció ayer que investiga un posible “engaño” de la compañía aseguradora a sus clientes autónomos para limitar su cobertura.

La investigación se centra en unas cartas que habría enviado la aseguradora a sus clientes para informar de un supuesto cambio legal y en la que les habría instado a cambiar voluntariamente sus coberturas si no querían perder su póliza. Según la CNMC, dicho cambio de normativa nunca se produjo, de modo que la conducta de la empresa “podría haber inducido al engaño”, en cuyo caso la práctica comportaría “competencia desleal”.

Cartas a 2.900 clientes

Por su parte, DKV ha admitido que envió cartas “por correo postal o electrónico” a 2.900 de sus clientes, “pero no de forma masiva ni generalizada”. Según ha aclarado la empresa en un comunicado, “fue una medida en beneficio de los clientes”, ya que no tuvieron que pagar la prima de incapacidad temporal por accidente laboral que la compañía anuló temporalmente.

La aseguradora defiende que, con la llegada de la pandemia, no tenía sentido seguir pagando esta póliza en casos de confinamiento forzoso o cese de actividad a raíz de las restricciones legales que se empezaron a imponer. Sin embargo, el grupo asegura que esta imposibilidad de ejercer la actividad laboral afectaba solamente a estos 2.900 clientes de un total de 30.000 asegurados.

900 autónomos aceptaron

DKV ha detallado que fueron 908 los asegurados que decidieron “libre y voluntariamente” modificar el contrato como se les proponía. Algo que supuso un coste de medio millón de euros a la compañía por los pagos que perdió en concepto de primas.

La medida “está amparada por la legalidad vigente” y supuso “un esfuerzo” económico y administrativo, ha añadido la empresa. Es más, el grupo afirma que si decidió ofrecer esta “solución temporal” es precisamente por ser “sensible a la realidad que rodea especialmente al colectivo de autónomos de nuestro país” y para “favorecer la continuidad” de sus actividades.