Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Reunión entre Gobierno y agentes sociales / EP

Las discrepancias en el Gobierno aplazan la subida del salario mínimo hasta 2021

La medida queda fuera del último Consejo de Ministros del año por las diferencias entre ministerios sobre su aplicación

5 min

2020 terminará sin una nueva subida del salario mínimo interprofesional (SMI). Este martes era la última oportunidad para incluir la medida en el Consejo de Ministros, el último del año. Sin embargo, las discrepancias dentro del Gobierno han enfriado unas negociaciones que la patronal no ve con buenos ojos. Con todo, los sindicatos confían en retomar el diálogo en enero y que el incremento se refleje en las nóminas de ese mes.

El lunes tuvo lugar la última oportunidad para que la mesa del diálogo social se reuniera y acordara un nuevo incremento del SMI. No obstante, ni sindicatos ni patronal fueron citados al que hubiera sido el tercer encuentro en lo que va de mes. La CEOE se ha desmarcado en todo momento de la subida bajo el argumento de que supondría un lastre para la recuperación en un contexto de suma complejidad para la economía. Es la tesis que defiende el ala socialista del Gobierno, con la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, como principales paladines.

División interna

Calviño ha apuntado al mes de mayo de 2021, tras el estado de alarma, como “punto de referencia” para abordar la subida del SMI. La vicepresidenta tercera ha argumentado que España ya dio un fuerte empuje al colocar el salario mínimo en 950 euros a comienzos de año. No obstante, esa postura no contenta a los socios de Podemos. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, aseguró el pasado martes que "nadie habla de congelar el salario mínimo interprofesional".

“No se puede dar por hecha la subida mientras Trabajo diga que y Calviño y Montero digan que están por atrasarlo. No sabemos si responde a una cuestión de tiempos o si realmente no se ponen de acuerdo”, detallan fuentes de CCOO a este medio. Los sindicatos reclaman que la subida se sitúe, como mínimo, en el 0,9%, en línea con los incrementos para funcionarios y pensionistas. No obstante, ese incremento quedaría por debajo del IPC.

Subida de 1.000 euros

Así las cosas, los sindicatos piden que la subida llegue a los 1.000 euros mensuales, el 5,3% más. Este extremo no contenta a la patronal que alerta del riesgo que provocaría en una economía tambaleante. Según un estudio presentado por Cepyme, el incremento tendría un impacto negativo de entre 85.000 y 135.000 puestos de trabajo entre 2021 y 2022. Esto afectaría tanto a los empleos destruidos como a los que no se lleguen a crear.

“El Gobierno tiene que presentar una propuesta, pero, de momento, no hay ninguna fecha para conocerla”, señala el secretario de Política Sindical de UGT y miembro de la mesa del diálogo social, Gonzalo Pino. “El Gobierno ha expresado dos opiniones diferentes hasta el momento que se han visto a través de las manifestaciones de los ministerios”, añade.

Acuerdo en enero

Otras fuentes sindicales reconocen que pese a que la subida del SMI no llegará antes de que termine el año, sí es posible que sea palpable en las nóminas correspondientes del mes de enero de 2021. Recuerdan que ya ocurrió con la última revisión al alza, cuando el Gobierno la aprobó a mitad de ese mes con carácter retroactivo.

Tanto los representantes de los trabajadores como CEOE han detallado que por el momento no hay agendada nueva fecha para que se reúna la mesa del diálogo. Si no hay novedades, será el próximo 8 de enero cuando los agentes sociales y el Gobierno se vean las caras para abordar la prórroga de los expedientes de regulación temporal del empleo (ERTE).