Menú Buscar
Imagen de discotecas vacías por el impacto del coronavirus en el ocio nocturno / CG

¿Bafles en silencio? Tambores de huelga en el ocio nocturno catalán

Las discotecas de la región piden a la Generalitat que relaje las prohibiciones o no descartan paros patronales en plena 'nueva normalidad'

3 min

Los bafles de las discotecas catalanas amenazan silencio. El sector ha transmitido a la Generalitat de Cataluña su malestar por las duras restricciones en la nueva normalidad que, si no se relajan, podrían derivar en cierres patronales.

Así lo entiende este medio tras una reunión celebrada ayer entre representantes de la industria de las salas de fiesta y el Departamento catalán de Interior, que contó con altos cargos, también, de la Consejería catalana de Salud. El cónclave, presidido por Jordi Jardí, director general de la Administración de Seguridad, estuvo marcado por las quejas de los empresarios, que preguntaron a los miembros del Procicat el porqué de las duras medidas contra los clubes.

"La gente baila en la calle y hace botellón"

Durante el encuentro, afloraron los vídeos sobre las imágenes de botellón en la calle y en los párquines que se vienen sucediendo en la región en los últimos días. Asimismo, Fecalon, patronal del sector, aportó imágenes de gente bailando en la vía pública. Lo hizo con el fin de reforzar su argumento de que "no tiene sentido prohibir las pistas de baile, protegidas con una larga lista de medidas higiénico-sanitarias, y dejar luz verde en la calle".

En el mismo sentido, la organización empresarial advirtió de la "inseguridad jurídica" que supone para las discotecas el hecho de que las condiciones de la nueva normalidad se alejen de las prometidas para después de la fase tres de la desescalada. "Los locales habían programado una cantidad de reincorporaciones tras los ERTE y provisionado dinero para inversiones. Con las nuevas condiciones, todo ello se pone en riesgo", ha lamentado un portavoz de los servicios jurídicos de la patronal.

Prohibido el baile entre desconocidos

Cabe recordar que la Generalitat de Cataluña emitió la pasada semana las nuevas directrices para el sector del ocio nocturno en la nueva normalidad. Estas órdenes incluyen el cierre de las pistas de baile, que tendrán que colocar mesas y sillas salvo en los casos en los que se pueda garantizar que bailan en ellas grupos de personas conocidas y que previamente se han registrado.

Con esta medida, además, la limitación de aforo se reduce de forma efectiva del 50% permitido a cerca del 25%, alerta Fecalon, pues los locales ocuparán buena parte de su superficie con las nuevas zonas lounge que sustituyen a las pistas.