Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de de una terraza en horario de noche / EFE

El ocio nocturno estalla ante la marcha atrás: "Reapertura o dimisión de Vergés"

Las discotecas afean el "cambio de criterio" de la Generalitat de Cataluña en pocas horas y alertan de que 40.000 empleos están en juego

3 min

El ocio nocturno catalán ha estallado hoy contra la marcha atrás que ha dado el gobierno autonómico con la reapertura de locales, que el Ejecutivo en funciones de Pere Aragonès (ERC) anunció para luego rectificar y no publicar la resolución.

Fecasarm, una de las patronales del sector, ha lamentado el "cambio de criterio" del Ejecutivo regional, quiebro que se suma a otros vaivenes dados en el pasado con la industria, como el permiso de reabrir el 18 de junio, autorización que decayó 72 horas después por una nueva prohibición de bailar en las pistas. Este cambio de parecer rigió hasta el 24 de julio, cuando se decretó el cierre gubernativo que está aún vigente.

40.000 empleos en juego

La organización empresarial que comanda Joaquim Boadas recuerda que hasta 40.000 personas viven del sector. A este respecto, Boadas recuerda que la autorización de reabrir con horario restringido provocó que muchos locales "sacaran a trabajadores de los ERTE, adquirieran producto, hubieran publicitado sus reaperturas y hubieran vendido entradas y cobrado reservas de clientes".

Todo ello quedará ahora en saco roto, ya que la Generalitat de Cataluña anunció la reapertura del ocio nocturno el martes, pero jamás publicó la resolución del Procicat en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC). Hoy jueves, 8 de octubre, la consejera catalana de Salud ha confirmado que los clubes no reabrirán, por el momento. El secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, se ha disculpado con los operadores, pero ha apelado al riesgo de rebrote.

Cerrados desde el 24 de julio

Cabe recordar que las discotecas, salas de conciertos y fiesta en Cataluña permanecen cerradas desde el 24 de julio, cuando el Govern impuso el cierre de locales por el aumento del riesgo de rebrote del virus SARS-CoV-2.

Desde entonces, los establecimientos han alertado de la viabilidad de sus negocios. Añaden que los fondos de inversión se quedarán con sus locales, cerrando negocios históricos. En el caso de Barcelona, ponen como ejemplo el caso del teatro Club Capitol de las Ramblas, cerrado en 2019 y por el que pugnan un súper y una tienda de ropa.

Destacadas en Business