Menú Buscar
Imagen de archivo sobre el sobreendeudamiento / CG

Las claves para no endeudarse en exceso

Calcular la capacidad de pago es básico para que los créditos no se 'coman' todos los ingresos mensuales

4 min

Cada vez hay más personas que deciden contratar un préstamo personal para financiar sus necesidades de consumo. Así lo muestran las estadísticas del Banco de España. Los mismos datos reflejan otra cuestión más preocupante. Muchas de ellas ya tienen otras deudas contraídas como hipotecas o compras con tarjetas de crédito. Estos son los perfiles que deben ser más cuidadosos para no endeudarse más de la cuenta.

Desde el servicio HelpMyCash.com apuntan que es muy importante seleccionar un plazo que nos permita reembolsar el crédito contratado sin comprometer nuestra situación financiera.

No dedicar más del 40% de los ingresos a las deudas

El primer paso para no sobrendeudarse por culpa de un préstamo personal es pagar una mensualidad que, sumada a las cuotas del resto de nuestras deudas vigentes, no supere entre el 30% y el 40% de los ingresos.

Puede parecer un cálculo sencillo, pero se debe tener en cuenta qué se tiene que incluir en el presupuesto mensual. Además del coste de las deudas, deben cubrir los gastos corrientes. Es decir, los dedicados a la alimentación, al transporte o a los suministros.

Crédito más caro

El importe de la cuota del crédito no puede ser muy reducido, pues eso encarecería el precio del producto. En este caso, el plazo se alargaría y se devengarían intereses durante más tiempo, así que la cantidad de dinero a reembolsar sería mucho más elevada.

Cuando se seleccione lo que se pagará cada mes, se debe procurar que la cuota no sea innecesariamente baja y que, a la vez, nos permita efectuar el abono sin complicaciones.

Ejemplos

Veámoslo con un ejemplo práctico. Una persona cobra 2.000 euros al mes y necesita contratar un crédito personal de 10.000 euros para reformar nuestra vivienda. Además, cuenta con una hipoteca viva con una mensualidad de 500 euros.

En esta situación, la cuota de nuestro préstamo debería ser de un máximo de 300 euros. Sumada a la mensualidad de la hipoteca, alcanzaría el 40% de los ingresos (800 euros).

Comparar préstamos

Calcular la mensualidad del préstamo personal ayudará a no endeudarse por encima de las posibilidades, pero no es lo único que se puede hacer para evitar pagar de más. Desde HelpMyCash.com también recomiendan comparar varias ofertas antes de decantarse por un crédito concreto. El precio de estos productos puede variar mucho según la entidad.

Actualmente, el precio medio de los créditos al consumo se sitúa en el 8,68% TAE, según los últimos datos del Banco de España. Dentro del mercado se pueden encontrar préstamos personales con un coste mucho más reducido.

Por ejemplo, el Crédito Proyecto de Cofidis tiene un interés mínimo de solo el 4,95% TIN (5,06% TAE) y no incluye comisiones ni gastos de vinculación. También son muy atractivos el Préstamo Ahora Tú de Liberbank (4,95% TIN; 5,95% TAE), el Préstamo personal de Cetelem (5,05% TIN; 6,12% TAE) o el Préstamo Naranja de ING Direct (5,95% TIN; 6,11% TAE). Todos ellos, con un precio muy por debajo de la media.