Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Thomas Meyer, máximo accionista de la firma de moda Desigual / FOTOMONTAJE DE CG

Desigual: el dueño de la textil deja de ser su único mandamás

Thomas Meyer, principal accionista de la firma de moda, ya no es el administrador único de la holding del grupo

3 min

Nuevo bandazo en Desigual. Thomas Meyer, el propietario del 90% del capital del grupo, ha dejado de ser el administrador único de la sociedad que se encarga de la actividad de diseño y creación de producto de la firma de moda, Desigual SLU

De forma sorpresiva, según señalan fuentes del sector, Jorge Plana ha sido nombrado presidente y consejero delegado de esta compañía. El responsable culmina una trayectoria ascendente dentro de la firma de moda. Cogió fuerza desde que el que fuera director general y artífice del ascenso de la marca, Manel Adell, dejara también boquiabierto al sector al anunciar que abandonaba el grupo y vendía su participación del 30% en verano de 2012.

Segregación de actividad

Los portavoces de la compañía indican que se trata de un paso más del proyecto de segregación de actividad aprobada el mayo pasado. Se creó esta segunda empresa, mientras que la producción y distribución permaneció en la cabecera del grupo, Abasic. Meyer tiene el 90% del capital de la holding y el 10% restante está en manos del fondo francés Eurazeo.  

Dicha modificación estructural se enmarca, según los mismos interlocutores, en el "plan de transformación y profesionalización de la compañía". Aseguran que se gana en eficiencia operativa, tanto de recursos personales como materiales. 

Recorte de resultados

La marcha de Adell ha sido seguida por un goteo de salidas de altos directivos de la cúpula del grupo. Nadie hace sombra a Meyer dentro de la estructura organizativa, aunque los resultados económicos no acompañan su gestión.

Desigual acumula un descenso en la facturación y en los resultados brutos desde hace dos años. Las últimas cifras económicas que presentó fue el cierre del primer semestre de 2016, en el que el ebitda bajó más del 22% hasta los 71,4 millones del euro y la facturación el 7,5% (418,1 millones) respecto al mismo periodo del año anterior.

Nuevo plan estratégico

Meyer se hizo acompañar en la gestión diaria de la compañía hace un año por Alberto Ojinaba y Pierre Cuilleret. Los tres debían reconducir la situación, pero el plan tampoco cuajó. Cuilleret abandonó el grupo en septiembre. Crecían así los rumores sobre la complejidad de trabajar con el empresario de origen suizo.

El grupo está pendiente de presentar un nuevo plan estratégico en el que pretende dejar atrás a su mala evolución y recuperar las ventas. Por ahora, no tiene fecha.