Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Entrada a la Ciutat de la Justícia de Barcelona, donde se instruyen 18 causas por las elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona / EP

Un juez desestima el recurso de un empresario para anular las elecciones de la Cámara de Comercio

El demandante presentará recurso contra una sentencia sin efectos en los otros 18 pleitos que se tramitan en los tribunales catalanes

5 min

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 17 de Barcelona, encabezado por el magistrado Federico Vidal, ha desestimado el recurso de un empresario sobre las últimas elecciones a la Cámara de Comercio de Barcelona en 2019 y que pedía la nulidad del proceso. El demandante, cuyo voto quedó excluido, denunció el sistema de votación electrónica con el argumento de que “carece de las garantías de la acreditación robusta”. La conclusión final de la sala es que la anulación de un voto en concreto no habilita a evaluar todo el proceso electoral. 

Se trata del titular de la sociedad Entença Amics, que llevó ante las justicia el proceso electoral en agosto de ese ejercicio tras constatar que su voto fue anulado. Denunció lo que consdieraba una situación de “desigualdad” con respecto al sistema electrónico. El motivo de la cancelación está en que el voto se realizó a través de una gestoría cuyas votaciones fueron apartadas del resto al haberse producido “en una sucesión temporal tan rápida que impedía considerar que personas diferentes estaban participando directamente en la emisión del voto”. Abre la puerta de este modo a “posibles irregularidades en el voto remoto”.

Recurso ante el TSJC

El juez ha desestimado el recurso al detallar que la demanda del empresario no habilita a evaluar el proceso global de votación, al tiempo que considera “acreditado que se siguió un criterio de exclusión valido e igualitario para todos los casos que se encontraban en la misma situación”. El denunciante ha anunciado que tiene previsto recurrir la decisión final ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para que su participación quede registrada. De hecho, el Alto Tribunal catalán ya declaró nulo el pasado marzo el decreto electoral elaborado por la Generalitat y en base al que se realizaron las elecciones camerales, por lo que si la norma base es anulada deja en el aire todo lo que se ha hecho a su amparo. Es decir, las elecciones. En la resolución que se ha hecho pública este miércoles no se hace referencia a la resolución del tribunal superior jerárquico. 

Fuentes jurídicas indican, además, que el carácter desetimatorio de la sentencia "no tiene efectos sobre los otros 18 pleitos que se tramitan" sobre las presuntas irregularidades de los comicios camerales. Todas ellas denuncian lo que se consideran atropellos de derechos fundamentales por no tener en cuenta determinados votos. "La situación de cada recurrente es muy particular", añaden los mismos interlocutores, por lo que cualquier conclusión de esta sentencia no es extrapolable al resto. 

Problemas con el idioma

En el caso en concreto, el denunciante era un comerciante de origen pakistaní que solo hablaba urdú pero que se interesó por participar en las elecciones camerales de Barcelona. Otras fuentes conocedoras del proceso reconocen que requirió un traductor en su declaración ya que no domina ni el catalán ni el castellano, cuestión que en la sentencia se usa como argumento para decir que no hay ninguna violación del derecho de igualdad entre lenguas al no dominar ninguna de las dos. Más allá del sentido de esta conclusión, que se dirimirá ante el TSJC, se indica que el caso no es extrapolable a otros electores con votos anulados, ya que no tienen los mismos problemas con los idiomas

Por otro lado, los mismos interlocutores muestran su sorpresa por la inadmisión por cómo ha tenido lugar la instrucción. Señalan que el proceso "ya pasó su filtro propio al inicio". El juzgado desestimó todas las causas de inadmisión posible que habían sido planteadas por las partes adversas y que, finalmente, se usan en la desestimación final. El recurso de apelación se sustentará en gran medida en lo que se considera que es una discrepancia de criterio. 

Destacadas en Business